LAZOS DE SANGRE

Sin luz y sin agua: así fue el momento más duro en la vida de Tita Thyssen

Sin luz y sin agua: así fue el momento más duro en la vida de Tita Thyssen
Tita Thyssen ha narrado su vida de leyenda en 'Lazos de Sangre'./RTVE

Una vida de glamour y lujo también marcada por la tragedia y con nombre proprio: Espartaco Santoni.

Una vida de película. Así podría titular la biografía de Tita Thyssen. La baronesa ha tenido una existencia de ensueño al alcance de muy pocos mortalhes. Miss y Lady España, tres matrimonios y tres hijos que son su mayor orgullo. Pero no todo es oro lo que reluce. En la vida de la hoy Baronesa viuda hay sombras, incluso una muy alargada, la de Espartaco Santoni. El playboy latino, segundo marido de la aristócrata , fue el responsable de sus momentos más duros, tal y como se ha podido ver en la nueva temporada de ‘Lazos de Sangre’.

Tita se quedó viuda muy joven del eterno Tarzan, el actor Lex Barker. Por aquel entonces, la ex miss España se mudó a Madrid y según sus proprias palabras “probó las mieles desenfrenadas de la vida”. La joven Carmen empezó a salir por las noches y ahí conoció a un buscavidas de nombre Espartaco Santoni. Ex marido de Marujita Díaz tenía fama de “latin lover”. Tita se enamoró locamente y se casaron. Santoni, quien tenía unas deudas millonarias, terminó arruinando a a su mujer y llevándole a caer a los infiernos: “De repente me cortaron el agua, la luz. Recuerdo que era invierno y dormía con una manta y un abrigo. Fueron momentos muy duros”. Su vida, llena de lujos y atenciones, se volvió carne de la crónica negra, llegando a visitar en reiteradas ocasiones a su marido en la cárcel. Fueron sin duda los momentos más duros en la vida de una mujer que parece estar tocada por la buena suerte.

Heini Thyssen: su salvación

Carmen tomó finalmente la decisión de separarse de Santoni, aunque más tarde se enteró de que su matrimonio no fue legal. Espartaco era bígamo y su matrimonio fue declarado nulo. Poco a poco pudo remontar y gracias al tesón de su madre se fue de vacaciones a Italia. Allí se le abrió el cielo al conocer al Barón Thyssen. Con él conoció no solo la felicidad plena sino que además forjó su propria leyenda trayendo la colección de su marido a España. Un momento cumbre en su vida en el que pasó a ocupar un lugar destacado en la vida cultural a nivel mundial.

Tras la muerte del Barón, volvieron los problemas. La lucha millonaria por la herencia de su marido se le juntó las peleas con su hijo Borja y su nuera, Blanca Cuesta. Al final, y tras años de enfrentamientos a vista de todos, la armonía ha vuelto a la vida de la familia. Tita vuelve a sonreír y lo celebra con una de sus celebres citas: “Por muchos millones que tenga, si no tengo a mi hijo no puedo ser feliz”.

Lo último en Famosos

Últimas noticias