LAZOS DE SANGRE

Se desvela por fin el verdadero motivo de la separación de las Azúcar Moreno

Se desvela por fin el verdadero motivo de la separación de las Azúcar Moreno
Toñi y Ecarna estuvieron seis años sin hablarse./RTVE

Las hermanas Salazar estuvieron seis años sin hablarse por culpa de sus respectivos maridos.

Los Salazar han sido los protagonistas de la nueva entrega de ‘Lazos de Sangre’. La saga  formada entre otros por ‘Los Chunguitos’ y las ‘Azúcar Moreno’ ha sido muy importante en el panorama musical español. Una familia con mucho arte que pasó de no tener nada a tenerlo todo, con grandes dosis de tragedia de por medio. Los cuatro hermanos pronto conocieron el éxito pero también la desdicha, de todas las maneras posibles. Muertes prematuras, pobreza extrema y separaciones dolorosas hacen parte de su historia que el programa quiso homenajear.

Uno de los mayores misterios alrededor del dúo han sido los motivos que las llevaron a separarse a mediados de la pasada década. Mucho se habló en su día de las verdaderas razones que provocaron la separación de dos hermanas que parecían siamesas y muy compenetradas. La luz la arrojaron dos grandes de la crónica social: Carlos Ferrando y Jesús Mariñas. Los dos periodistas, grandes conocedores de los entresijos del grupo, apuntaron como culpables de la ruptura a los respectivos maridos de las hermanas. Según apuntaron ambos “Toñi y Encarni siempre se enamoraron de chulazos que después querían brillar más que ellas”. No deja de ser sorprendente que dos mujeres que rompieron varios techos de cristal y que fueron y son rompedoras en muchos aspectos, hayan sido “víctimas” de los hombres que han intentado manejar sus carreras. Las propias ‘Azúcar Moreno’ han reconocido que cada uno de sus maridos “tiraba para su casa” y que eso creaba tensiones. Lo importante es que con el pasar de los años limaron asperezas y a día de hoy, tal y como reconocen ambas, “estamos más unidas que nunca”.

Una saga marcada por la tragedia

Pero no todo han sido sonrisas. En la familia Salazar han habido muchas lágrimas. La saga ha estado marcada desde siempre por la tragedia. Oriundos de Badajoz, se mudaron a Madrid a principios de los años 60. En el barrio de Vallecas vivieron en una chabola donde dormían 11 personas en un sofá cama. Los cuatro hermanos recuerdan su infancia como muy feliz “en nuestra chabola, que ni baño tenía”.

Toñi y Encarni empezaron haciendo los coros para sus hermanos ‘Los Chunguitos’. Unos comienzos que aunque difíciles fueron también de un enorme éxito. Sin embargo algo truncó la felicidad de los hermanos. Enrique, componente de Los Chunguitos y responsable de algunos de los mayores éxitos de la banda , perdió la vida con tal solo 25 años. No fue la única muerte que sumió a la familia en la más absoluta tristeza. También la muerte prematura de su madre como la de otros tres hermanos más han marcado las vidas de esta saga de artistas. No obstante, y haciendo gala a una de sus mayores hits “solo se vive una vive una vez” y los Salazar han seguido viviendo, dando guerra y momentos inolvidables.

Lo último en Famosos

Últimas noticias