En Instagram

Laura Escanes explota contra quien le acusa de tener lorzas en su última foto desnuda

Laura Escanes
Ver Galería
Galería: Laura Escanes y Risto Mejide, una pareja que da muchos réditos / Gtres

Nueva polémica con Laura Escanes como protagonista a raíz de su última foto desnuda, en la que promociona una fragancia. En ella aparece tumbada boca abajo en la cama y hay quien le ha criticado el haberse pasado con los polvorones esta Navidad, acusándola de tener “lorzas”. Un comentario que ha prendido la mecha y que la propia ‘influencer’ no ha querido dejar pasar por alto.

De manera categórica y con la feroz ironía de la que a veces hace gala, Laura Escanes ha contestado así: “De verdad cielo, fíjate en otras cosas y no te obsesiones con el cuerpo de las mujeres u hombres que ves por la calle o en fotos. Cada cuerpo es un mundo. Lorzas dice. Yo digo mala educación. Y como dice @ristomejide lo mío se podría cambiar en un gimnasio (si quisiera y me viera mal de salud), lo tuyo me temo que no (aunque espero que sí, por el bien de todos)”.

La usuaria en cuestión ha borrado enseguida el comentario, consciente del revuelo armado y ante la lluvia de críticas del resto de seguidores de Escanes, que la han reprimido duramente: “Hay gente pasándolo muy mal por enfermedades mentales que tienen que ver con comentarios como el tuyo”. “Hazle un favor al mundo y piensa las cosas antes de escribirlas”, “Lorzas dice! Jajaja que envidia hay por el mundo”.”¿Lorzas? Ay señor pero qué le pasa a la gente en la cabeza!” o “Creo que necesitarías ir al oculista si ves lorzas en ella”.

Laura Escanes
Laura Escanes, en una imagen reciente / Gtres

Lara Escanes ha empleado la sorna para responder a las críticas, tal y como hizo su marido en un reciente episodio en el que Risto Mejide sufrió el descalificativo de ‘gordo’, después de colgar una de sus publicaciones en Instagram. El presentador salió del paso con maestría:  “Vaya, por alguno de vuestros comentarios parece que este año tampoco desfilo en la pasarela de NYC. Una pena lo que se pierde el mundo de la alta costura, con lo importante que sabéis que ha sido mi físico para llegar hasta aquí. Y otra pena que aún haya gente llamando gorda a gente y lo haga con ánimo de insultar. Puede que haya ganado algunos kilos, sí. Pero lo mío se corrige en un gimnasio. Lo vuestro, no. Os dejo, que se me endurecen los polvorones”.

 

Últimas noticias