Tras el positivo por dopaje

La mujer de Chris Froome, obligada a tragarse sus palabras

Michelle y Chris Froome
Michelle y Chris Froome en el baile de la Cruz Roja en Mónaco en julio de 2017 / Gtres

La peor pesadilla de Chris Froome se ha hecho realidad. La Unión Ciclista Internacional ha confirmado hoy el positivo por dopaje del ciclista durante la última Vuelta a España. Keniata de nacimiento, aunque nacionalizado británico, Froome deberá ahora justificar el origen y la concentración de la sustancia que puede afectar seriamente a su carrera y a su prestigio como deportista.

Se trata de un momento muy difícil para cualquier ciclista, como bien sabe el pinteño Alberto Contador, aunque la esposa de Froome demostró muy poca delicadeza, por no decir ninguna, cuando el español volvió a la carretera tras cumplir dos años de sanción. Michelle Cound, mujer del británico, escribió en 2013 en Twitter un comentario acusatorio que la prensa deportiva interpretó que iba dirigido a Contador: “Tal vez un exdopado pueda ganar el Tour este año. Al menos estaría cualificado para responder a todas las preguntas sobre dopaje”.

Parece que el tiempo ha querido poner en su lugar a Michelle Froome, quien se enfrenta ahora al escarnio público cuando es su marido, uno de los ciclistas más destacados del momento, el que se enfrenta a la acusación por dopaje y a las consecuencias derivadas de no poder explicar el resultado de los análisis realizados el pasado 7 de septiembre.

Esta no ha sido la única salida de tono de la mujer de Chris Froome, ya que Michelle Cound se ha caracterizado por una encendida defensa de su marido, especialmente en redes sociales. Ambos se conocieron en 2009, cuando un compañero de equipo del británico les presentó. La pareja contrajo matrimonio en Sudáfrica en 2014, un momento que Froome describió en Twitter con estas palabras: “El día más perfecto. Me siento como el hombre más afortunado del mundo”.

Chris Froome Michelle
Michelle Froome besa a su marido tras ganar el Tour de Francia en 2015 / Gtres

Hoy, Chris Froome ha vuelto ha compartir sus sentimientos en la cita red social, aunque en esta ocasión ha sido para agradecer el apoyo de sus seguidores y desear que la situación se resuelva con fallo a su favor. Su mujer, Michelle, calla de momento. Quizá haya aprendido la lección.

“Gracias por todos los mensajes de apoyo esta mañana. Estoy seguro de que llegaremos al fondo de esta cuestión. Desafortunadamente, no puedo compartir más información de la que he dado hasta que se complete la investigación”.

Temas

Últimas noticias