'GH DÚO'

Las secuelas de Kiko Rivera tras su adicción a las drogas

Kiko Rivera
Kiko Rivera confiesa las secuelas de sus adicciones/ Gtres
  • LOOK

El dj ha contado cómo afrontó su desintoxicación de las drogas durante su retiro profesional.

La confesión que Kiko Rivera realizó en ‘GH DÚO’ cogió desprevenidos tanto al público como a su círculo más cercano. El dj afirmaba haber sido adicto a las drogas y que este fue el motivo por el que decidió retirarse durante varios meses del foco mediático, gesto que ha sido muy aplaudido fuera de la casa de Guadalix de la Sierra. Pues bien, el hijo de Isabel Pantoja parece que quiere establecer un antes y un después a este momento de sinceridad ante las cámaras y por eso ha querido seguir revelando sus secretos más íntimos.

Kiko Rivera
Kiko Rivera se confiesa en ‘GH DÚO’/ Gtres

Kiko quiere confesar y  ha aprovechado la presencia de sus compañeros para sacar algunos de los detalles más controvertidos de su recuperación. «Antes, económicamente, vivía del carajo. No me faltaba nada de nada… y mira, ahí fue. Y justo al empezar con Irene vino la mala época y me fui abajo. En los peores momentos ha estado ella», afirmaba el dj, que ha alabado la figura de su esposa Irene Rosales: «Irene es muy buena. Tiene su espacio en el cielo ganado. Por mucho que haga o diga, no podré nunca agradecérselo. Quiero ser la persona perfecta para ella, si hay alguien quién se lo merezca en esta vida es ella. Y mi familia, claro. Mi madre tiene el cielo ganado desde hace mucho más tiempo». Los últimos tiempos en la vida de Kiko Rivera no han sido nada fáciles, unos meses en los que tuvo que dejar apartado todo su pasado para refugiarse en su círculo más íntimo. «Me he tenido que pegar X meses encerrado en mi casa. De ahí, al colegio de las niñas, y de ahí a mi casa. De mi casa, al médico, y del médico a mi casa. Con mi madre, mis tres amigos, mi gente… y esa fue mi cura», asiente el hijo de la tonadillera.

«Yo no fui a un centro porque tenía miedo de que, si iba, se iba a armar la marimorena. Yo sigo sin ir solo a ningún lado. No me dejan. Estoy muy bien, he salido de ahí… pero necesito mi apoyo«, reconocía Kiko durante una conversación con su compañero Julio Ruz, donde se ha atrevido a contar un detalle que desconocíamos: «En el tiempo que no he estado trabajando me ha ayudado mi madre económicamente». Palabras que ahora toman un sentido muy especial.

Últimas noticias