EN redes

Kiko Matamoros, en plena guerra con Diego, encuentra apoyo en Laura

Kiko Matamoros Laura
Laura Matamoros y Kiko Matamoros, en una imagen de archivo / Gtres.

La relación con sus hijos es muy dispar, Kiko Matamoros encuentra en Laura su mayor apoyo mientras mantiene una encarnizada guerra mediática con Diego.

Kiko Matamoros se encuentra en una encrucijada. Son muchos los frentes abiertos a los que se enfrenta el televisivo ex representante. Tras su separación con Makoke, después de 20 años de relación, la guerra entre Kiko Matamoros y su hijo, Diego Matamoros Flores, se encrudeció hasta límites insospechados. Las graves acusaciones que su hijo vertió en el plató de ‘Sábado Deluxe’ hace apenas unas semanas provocaron la decisión de Kiko de tomar acciones legales. Una guerra mediática que amenaza con no parar. Rehaciendo su vida sin Makoke, con su hija pequeña Anita a punto de mudarse a Italia, donde empezará sus estudios en marketing aplicado a la moda en Milán, Kiko Matamoros ha encontrado en su hija mayor, Laura, el mayor de los apoyos. Prueba de ello es la fotografía de ambos que Matamoros subió a su cuenta de Instagram “Con mi niña Laura”, escribió el colaborador en sus redes durante su visita a un restaurante oriental.

La relación entre Kiko Matamoros y su hija, Laura Matamoros, está en un momento muy dulce, pese a discrepancias en el pasado. Algunas informaciones publicadas sobre Kiko Matamoros aseguraban que, incluso, se había instalado en la casa de Laura tras su ruptura con Makoke.  Kiko, más activo en redes sociales, dejó ver cierta melancolía al compartir con sus seguidores unos versos de la canción ‘Y sin embargo’ de Joaquín Sabina.

Durante la semana, Kiko acudió a ‘Sálvame’ para su sección de defensor de la audiencia y aprovechó su intervención para mandar un recado tanto a su hijo como a su ex mujer, Marian Flores, que supuestamente estaría dispuesta a testificar a favor de Diego Matamoros en en caso de pleito: “¿Que la madre dice que va a declarar a favor suyo? ¿Con qué informes? ¿Con qué historias? Es otro farol, estos juegan al póker. A mí me da igual. Ha tenido 35 años para demostrarlo, me han intentado dar con todo lo que han podido y no os tengo ningún respeto ni ningún miedo”. ¿Cuál será el siguiente paso en el cisma de los Matamoros?

 

Últimas noticias