Cuenta atrás

Hoy llega la hora de la verdad para Julio Iglesias

Julio Iglesias
Julio Iglesias en una imagen de archivo / Gtres
  • LOOK

Por fin ha llegado el momento que Javier Santos, su madre y su abogado, Fernando Osuna, llevaban tanto tiempo esperando. Este miércoles se cumple el plazo de diez días que el juez le dio a Julio Iglesias para decidir su acude o no a realizarse la prueba de ADN que determinará si el valenciano es su hijo biológico. Los nervios están a flor de piel, el joven y su madre llevan luchando por demostrar la paternidad del músico desde los años 90, cuando Javier tenía 16 años y presentaron una primera demanda que no llegó a buen puerto.

Con la madurez, el posible noveno vástago del famoso cantante decidió volver a la carga para demostrar que su madre, Edite Santos, siempre había dicho la verdad sobre quien era su progenitor.  Un nuevo intento con el que limpiar su nombre después de que hace tres décadas fuera «humillada, vapuleada, manipulada, tratada de mentirosa e insultada por varios sectores de la prensa» que supuestamente la atacaron debido al poder que el músico «tenía en la política y los medios de comunicación» cuando, hace más de tres décadas, decidió contar la historia de quién era el padre de su hijo.

Javier Santos
Javier Santos junto a su abogado, Fernando Osuna / Gtres

Ahora el balón está en el tejado del autor de ‘Soy un truhán’, que durante este proceso no se ha pronunciado ni una sola vez. En su mano está decidir si se somete o no a las pruebas de ADN, dos opciones que, según el letrado de Santos, les serían favorables. En el caso de que la respuesta de Iglesias sea positiva y acceda, el juez le daría una fecha para someterse a las pruebas pertinentes. En el caso contrario, si se negase, se pondría en marcha una maquinaria que involucraría a su entorno familiar.

Javier Santos
Javier quiere demostrar que su madre siempre ha dicho la verdad / Telecinco

Según Fernando Osuna, no someterse a las pruebas sería entendido por la judicatura como «una obstrucción a la justicia y lo considerarían como un factor muy negativo para la persona que no se hace la prueba de ADN. Normalmente, en un porcentaje muy alto, casi del 100%, la ley de enjuiciamiento civil lo establece como muy negativo y los jueces lo consideran directamente como el padre», aseguró hace unos días durante una rueda de prensa.

Otras alternativas

En ese caso, lejos de darse por vencidos, los abogados de Javier Santos procederían a citar a los hijos reconocidos del cantante para que sean ellos los que se sometan a las pruebas de ADN. Es decir, llamarían tanto a los tres hijos que tiene con Isabel Preysler, Chábeli, Enrique y Julio José, como los cinco fruto de su relación con Miranda Rijnsburger.

Julio Iglesias Puga
Julio Iglesias Puga en una imagen de archivo / Gtres

Si estos también se negaran, se intentaría tomar las muestras de alguno de los hermanos de Julio y, en último caso, de su padre, Julio Iglesias Puga, pidiendo al juez encargado del caso «la comparación del ADN de los restos cadavéricos de Don Julio Iglesias Puga fallecido el 19 de noviembre de 2005 en Madrid desconociéndose donde descansa su cuerpo y que en caso de haber sido incinerado se solicite al Hospital Clínico San Carlos de Madrid, donde falleció, si existen restos cadavéricos conservados del mismo por cualquier motivo (análisis, autopsias, muestras conservadas en parafina o formol, etc)».

 

Lo último en Famosos

Últimas noticias