un duro momento

Julián Contreras y su desahucio, la gota que colma el vaso

Julián Contreras
Julián Contreras en una imagen de archivo /Gtres
  • LOOK

Cuando este mes de septiembre se conoció que Julián Contreras (32) era uno de los nuevos colaboradores de ‘Corazón TVE’, se pensó que se avecinaban buenos momentos en la vida del hijo de Carmina Ordoñez. El joven comenzaba a recuperarse y todo apuntaba a que esta nueva andadura profesional le iba a permitir resurgir de sus problemas económicos, sin embargo, todo se desmoronaba este viernes como si de un castillo de naipes se tratara. Él y su padre eran desahuciados por impago del alquiler, según revelaba la revista Semana, aunque este no ha sido el único golpe al que ha tenido que hacer frente durante los últimos años. Él y su progenitor arrastraban una angustiosa situación económica desde que se vieran obligados a echar el cierre de su restaurante Pura Gula. Entonces vivieron un momento límite y estuvieron a punto de ser desahuciados, pero lograron frenarlo pagando la deuda de más de 27.000 euros.

«200.000 euros en un negocio de gran envergadura en el peor momento de la crisis económica. Las condiciones eran muy exigentes, costaba mucho montarlo y lo hicimos con medios propios (…) Nos lanzamos y la cosa salió mal», dijo su padre, Julián Contreras padre. Ambos se lamentaron, pero sabían que la decisión más acertada era la de mirar hacia adelante. Aunque esta vez no han corrido la misma suerte y una orden del juez ha hecho efectivo su desahucio.

Julián Contreras
Julián Contreras Ordóñez con su padre en la boda de Cayetano Rivera /Gtres

Un año después de poner fin a este negocio, el propio Julián confesó en ‘Sábado Deluxe’ que tenía diagnosticada una depresión y que tomaba pastillas. Etapa que comenzó precisamente con la pérdida de su madre, Carmen Ordoñez. Ahí empezó a sentirse mal hasta tal punto que llegó a tocar fondo: «He intentado quitarme la vida porque no aguantaba más». Lo reconoció entre lágrimas y una vez más quiso mirar hacia delante. Sin embargo, su situación familiar era y es complicada, pues no tiene relación con ninguno de sus hermanos.

Aunque el desahucio es la gota que colma el vaso, Julián Contreras siempre ha tratado de transmitir una visión positiva a través de sus redes sociales. «Hay que volar, alto, muy alto. Por encima de los problemas, las decepciones, la envidia, el rencor y por supuesto, del miedo. Dejad atrás todo aquello que no debería estar y solo el amor os acompañará hasta las estrellas», escribió en su última publicación de Instagram.

Lo último en Famosos

Últimas noticias