GH VIP: LÍMITE 48H

Irene Rosales, más sincera que nunca, en su noche más especial

Irene Rosales
Irene Rosales recibió una sorpresa por parte de sus hijas./ Mediaset

La nuera de Isabel Pantoja se “desnuda” ante la audiencia: su reciente aborto, su relación con Kiko Rivera y una grata sorpresa.

Irene Rosales no para de acaparar atención en GH DÚO. La nuera de Isabel Pantoja está viviendo con mucha intensidad su primera aventura televisiva. Para ser una inexperta en estas lides, cada vez se desenvuelve mejor y se muestra más segura de haber tomado la decisión correcta. Muchas veces afirma que está allí por sus hijas. Precisamente han sido las pequeñas las encargadas de darle a sus padres la gran sorpresa de la noche.

Este jueves, Carlota, la segunda hija del matrimonio, cumple un año. De hecho, Irene ha estado todo el día recordándola, incluso con lágrimas en los ojos. Al estar lejos no podrán celebrarlo y por ello la dirección del programa decidió darles una sorpresa: un vídeo de las pequeñas. Por primera vez se ha podido ver a Kiko Rivera llorando. Su mujer tampoco se ha quedado corta y ambos han protagonizado el momento más tierno de la noche.

Más pruebas médicas

Sin embargo, la gran protagonista siguió siendo Irene. La sevillana se sentó previamente en el confesionario donde una vez más abrió su corazón. Su estado de salud sigue siendo tema de debate y ella misma le quiso contar a Jorge Javier Vázquez en que punto se encontra: «Estoy muy bien. Lo he vivido con muchísimo miedo y angustia porque no sabía las consecuencias y no sabía cómo iba a acabar y demás. Ahora estoy totalmente restablecida. Sí que es verdad que a lo mejor habrá una pequeña prueba como en una semana para ya quedarnos tranquilos tanto los médicos como yo, pero nada, yo creo que está todo ya genial».

La esposa de de Kiko Rivera siguió hablando de su estado anímico y de su salud y de como afrontó esos delicados momentos: «Yo nunca pensé en abandonar por mí, pero sí que pensé que a lo mejor la organización me decía que no podía volver. Tuve mucho. Primero porque me encontré sola con esa situación y después porque era algo que es imposible que yo pueda tener ahora mismo mis planes, y más dando el paso de yo venir al programa, abrirme con mi pareja y demás y se me vino el mundo encima».

Un relato de lo más emotivo que logró un silencio absoluto en plató. Silencio que solo se rompió por los aplausos. Irene abrió una vez más su corazón y compartió con la audiencia el motivo de contar lo que le había sucedido: «Conté lo que me había pasado porque si lo tengo que contar en algún lado es aquí. Yo no quiero salir y que haya cámaras, revistas… Me debo al programa y también me debo al público que se ha volcado conmigo». Unas palabras que conviertieron a la concursante en trending topic en las redes sociales.

Últimas noticias