GRAN HERMANO VIP

Duras críticas de los colaboradores a Laura Matamoros tras su edulcorado cara a cara con Makoke

Makoke se quedó tocada tras recibir la visita de la hija de su ex marido.

Verdeliss se empieza a abrir a otros compañeros, lo que es visto con recelo por algunos.

Laura Matamoros y Makoke.
Laura Matamoros y Makoke, juntas en la "habitación del más allá"./Mediaset

GH VIP nunca deja de sorprender. Cuando una trama parece estar llegando a su fin, surge otra. El espectáculo debe continuar, o al menos, esa parece ser la máxima del reality. Este domingo, la expectación era enorme tras conocerse la intención de Laura Matamoros de entrar en la casa. La razón: encontrarse con Makoke, ex mujer de su padre, y transmitirle algunas cosas que no le están pareciendo bien de su concurso.

La tensión se palpaba en el aire. Laura se sentó en la “habitación del más allá” a la espera de que llegase la que fuera pareja sentimental de su progenitor en los últimos 20 años. No era un trago fácil para ninguna de las dos. Así, cuando se abrió la puerta y llegó Makoke, el ambiente que se vivió fue de lo más cortante. Quedó claro desde un primer momento que Laura no era la visita que esperaba la ex chica del Telecupón. Pero eso no impidió que Makoke la recibiera con un abrazo y palabras cariñosas.

Makoke y Laura Matamoros
Makoke y Laura Matamoros se reencuentran./Mediaset

Laura no estaba cómoda. Cuantos más halagos le profesaba la ex de su padre, más fuera de lugar se sentía. En el plató tampoco daban crédito. Los colaboradores, que domingo tras domingo, escuchan las críticas de la hija de Kiko Matamoros hacia Makoke, no entendían la actitud algo nerviosa de Laura. Belén Esteban rompió el hielo: “¿Para eso vas a la casa? ¿Para que te digan lo guapa que estás mientras te quedas callada? ¡Pero si parecen madre e hija!”.

Laura parecía bloqueada y no sabía muy bien que decir. Ni el qué ni el cómo. Al final, cuando el Super pidió que se despidieran, la sobrina de Mar Flores se atrevió a decir lo que realmente se esperaba: “no me gusta algunas cosas que dices sobre mi padre. Debes ser más discreta en relación a algunos temas”. Makoke se quedó helada: “¡pero si no estoy diciendo nada!”.

En el clan Matamoros no ha sentado nada bien que Makoke diga que pretende vender la casa donde residía el matrimonio, y darle la mitad a Kiko para que cumpla con su deuda con hacienda. Según la propia Laura, la casa es de su padre, por lo que ese comentario está fuera de lugar. Además, la joven defiende que esos temas no deben airearse en un programa. Makoke se quedó completamente fuera de juego y muy preocupada con la imagen que puede estar dando en el concurso. Tanto es así, que al ganar la prueba del domingo, ha preguntado al público si les “está gustando o no mi juego”. Una duda que verá despejada en los próximos días.

Verdeliss se abre a sus compañeros

La navarra vive días de mucha intensidad. En el debate del domingo se desveló que en un principio no estaba nominada, sino que había sido objeto de cambio, por decisión de Tony Spina. Sea como fuere, lo cierto es que la nominación le está sirviendo para abrirse a más compañeros. Aparte de sus inseparables, Miriam Saavedra y El Koala, se le ha podido ver disfrutando en compañía de Makoke y de Suso, entre otros.

Sin embargo, lo que para unos es una buena noticia, para otros es simplemente una estrategia. En esta línea se han manifestado Aurah y Suso. La pareja, que ante todo conspira unida, cree que este acercamiento por parte de Verdeliss no es sincero. Según su teoría, el acercamiento de Verdeliss responde a su miedo a que, una vez expulsen a Miriam o a El Koala, se quede sin apoyos en la casa.

Lo último en Famosos

Últimas noticias