La familia de Cristiano, más dolida que nunca

Se acabó la paz: Cristiano Ronaldo planta a su madre en su cumpleaños

Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo planta a su madre en su cumpleaños

Aunque habían intentado limar asperezas, lo cierto es que la cosa está más tensa que nunca. Cristiano no estuvo con su familia ni un solo día en todas las navidades.

Cuando el río suena, agua lleva y hay casos en los que este refrán se ajusta perfectamente a la realidad. Mucho se ha escrito sobre la verdadera relación entre Cristiano Ronaldo y su familia, pero algunas imágenes de Instagram terminaban por desmentir posibles tiranteces. Estas llegaron cuando Georgina Rodríguez, pareja del futbolista, irrumpió en su vida y, desde entonces, todo han sido rumores de desavenencias y posteriores reconciliaciones. Turín fue la excusa perfecta para poner tierra de por medio. Quizá, nunca antes la metáfora haya hecho tanto sentido. Con el adiós al Real Madrid, CR7 se despidió de muchas cosas, entre ellas, de la influencia de su madre y del resto de la familia. Sin embargo, la tensión es más palpable que nunca y así se lo ha revelado a Look el entorno más cercano del portugués.

Aunque la relación entre Cristiano y su madre, Dolores Aveiro, sigue siendo buena, no sucede lo mismo con Georgina. Al menos actualmente. Mientras la matriarca de los Aveiro recibió a la novia de su hijo con los brazos abiertos y la trataba como una hija más, el vínculo entre ellas parece haberse roto. Ambas hacían la compra juntas en un centro comercial muy cercano a la Urbanización La Finca, en Pozuelo de Alarcón, iban en sintonía al palco del Real Madrid a ver los partidos, incluso, Dolores se la llevó durante los primeros meses de embarazo a su casa de Funchal, a pasar unos días. Tenían una relación fluida. Ese aprecio y entendimiento se fue haciendo lejanía a raíz de la mudanza a Italia y ha sido durante estas navidades cuando ha alcanzado su punto más alto.

Cristiano Ronaldo, Dolores Aveiro
Cristiano Ronaldo felicitó a su madre por las redes sociales./ Instagram

Ronaldo no ha pasado ni un solo día de estas entrañables fiestas junto a su madre y sus hermanos. El clan Aveiro, que siempre ha sido una piña que orbitaba alrededor del crack, se ha visto completamente desplazado por la novia del jugador. La misma noche del 24 de diciembre, el futbolista y su novia estuvieron repartiendo regalos en un hospital de la ciudad italiana. Fue en Nochevieja cuando viajaron hasta Dubai con un extenso grupo de amigos, un clásico en los planes del ex madridista. Esto fue lo que más dolió a Dolores ya que su cumpleaños es el 31 de diciembre. Fuentes de toda solvencia afirman a este digital que la matriarca aún albergaba esperanza de que su hijo se acercara a Madeira con alguno de sus nietos para pasar fin de año y celebrar su aniversario, pero no fue así. Cristiano se limitó a subir en las redes sociales una foto junto a su progenitora. Puede que entre madre e hijo no haya ningún problema, pero lo cierto es que entre los Aveiro se repite como un mantra que “Ronaldo ya no es el de siempre” y culpan a “Gio” de todo ello.

Cristiano Ronaldo, Georgina Rodríguez
Cristiano y Georgina en Dubai junto al hijo mayor del futbolista y un grupo de amigos./Instagram

Cristiano, alejado de su familia también en los negocios

El deportista siempre se ha caracterizado por ser espléndido. Sin ir más lejos, hace tan solo 2 años, en estas mismas fechas, y por motivo del cumpleaños de su madre, le regaló un deportivo de alta gama. A sus hermanas, Elma y Katia, les ayudó en sus respectivas carreras todo lo que pudo. Ronaldo llegó a tener a Red One, productor de Lady Gaga o Paulina Rubio, instalado en su casa de Madrid, produciendo canciones para su hermana. Sin embargo, ni con esas, la carrera de Katia llegó a despegar del todo. Todo eso es pasado ya.

Katia Aveito
Katia Aveiro, hermana de Cristiano Ronaldo, durante una actuación en el año 2017./Instagram

A día de hoy, Katia, que vive en Brasil donde ha abierto un restaurante, ha dejado aparcada su carrera musical. Elma sigue viviendo a caballo entre Lisboa y Madeira, donde se sigue encargando de la tienda de la marca CR7, propiedad del futbolista. Pero nada más. Hasta hace bien poco, las dos hermanas se encargaban de gestionar una empresa de eventos y unos pisos turísticos que Ronaldo tiene en la capital portuguesa. Ahora todo ha cambiado. De la empresa de eventos ‘Mussara’ se encarga ahora mismo Hugo Aveiro, el hermano menos mediático y que sigue siendo “chico para todo” en la vida del jugador. Para la gestión de los pisos turísticos, Cristiano ha creado una empresa llamada Category Chalenge LDA y ha puesto al frente a su íntimo amigo Miguel Paixão, según cuenta la revista portuguesa Nova Gente.

Queda claro que los Aveiro empiezan el año en plena ebullición. Lejos quedan los años en los que la familia estaba unida y todo lo pasaba y celebraba unida. El entorno del jugador culpa de todos sus males a Georgina Rodríguez. Según ha confesado Dolores en más de una ocasión, lo que más le duele es estar lejos de sus nietos, principalmente de “Cristianinho”, el niño de sus ojos, y de quien cuidó desde que nació.

Últimas noticias