Exclusiva LOOK

Así fue la celebración de Pablo Iglesias e Irene Montero tras firmar la compra de su nuevo hogar

Pablo Iglesias e Irene Montero
Ver Galería
GALERÍA: Así fue la celebración de Pablo Iglesias e Irene Montero tras comprar su nueva casa / LOOK

Pablo Iglesias e Irene Montero han dado un paso adelante en su relación. Tal como ya adelantó LOOK en exclusiva, se han comprado una casa nueva en la sierra de Madrid que les ha costado más de 600.000 euros. Un acontecimiento así es siempre motivo de celebración y precisamente eso hicieron ellos inmediatamente después de estampar su firma ante notario para formalizar la compra del inmueble. LOOK ha tenido acceso en exclusiva a esas imágenes.

Pablo Iglesias Irene Montero casa celebración
Pablo Iglesias e Irene Montero en un momento de la celebración / LOOK

Se trató de algo muy informal para seis personas, las mismas que después los acompañaron a la que en ese momento ya era su casa. Estuvieron en un restaurante de la zona. Una freiduría andaluza que ofrece un menú del día por 12 euros de lunes a viernes. En las fotos se puede apreciar que Pablo e Irene no se sentaron juntos, había otro comensal entre medias. La televisión del establecimiento, a la vista de todos, amenizaba el momento con la imagen de Netta, la que días después se convertiría en ganadora de Eurovisión.

Eligieron la última mesa del restaurante, la que más al fondo estaba, probablemente con la intención de buscar intimidad y poder hablar de su futuro en su nuevo hogar con toda la tranquilidad. No se recrearon con la sobremesa, fue una comida rápida, de no más de una hora, y a la salida se dirigieron directamente a la casa, donde ya, como propietarios que son, hicieron uso de la entrada al garaje y metieron el coche.

Pablo Iglesias Irene Montero casa celebración
Pablo Iglesias a la salida del restaurante / LOOK

Se trata de una impresionante casa de 268 metros cuadrados, con una parcela de 2.352, con un jardín de ensueño, una piscina irregular, una pradera verde con una vegetación extremadamente cuidada y una pequeña casita independiente para albergar invitados o el personal de servicio. La pareja no ha escatimado en lujos y a la casa no le falta un solo detalle. La han elegido a conciencia para ver crecer allí la familia, pues quedan poco más de cuatro meses para que den la bienvenida a los mellizos que están esperando.

Últimas noticias