Con la presencia de Jesulín

Exclusiva: María José Campanario y Kiko Hernández se ven las caras en el juzgado

Kiko Hernández y María José Campanario
Kiko Hernández y María José Campanario / Gtres

Todavía no se ha cumplido el año desde que María José Campanario se convirtiera en una de las grandes protagonistas del mundo del corazón del verano pasado debido a su ingreso en la clínica de salud mental El Seranil. No fueron momentos fáciles para la odontóloga, que tomó la decisión de ingresarse porque los fuertes dolores de la fibromialgia que padece le provocaron otros desordenes en su vida, entre ellos el del sueño, que le afectaba muchísimo, tal como ella misma reveló pocos meses después en la revista ‘¡Hola!’.

Jesulín de Ubrique
Campanario ha contado en todo momento con el apoyo de su marido, Jesús Janeiro / Gtres

En aquel momento, las informaciones sobre su estado eran diarias y había mucha confusión en torno a lo que realmente ocurría. Ella en principio permaneció ajena a todo, pero una vez fuera de la clínica decidió tomar medidas legales contra todo aquello que se había dicho y que no le parecía justo. Ahora LOOK puede adelantar en exclusiva que esta misma mañana del miércoles 9 de mayo, se ha producido un juicio por una de aquellas demandas.

Todo indica que se trata la que ella interpuso en el mes de enero contra Kiko Hernández por dañar su intimidad. Al parecer, según se dijo en el programa, Campanario quiso demandar a tres colaboradores, pero solo se admitió a trámite el proceso contra Kiko.

Kiko Hernández
Kiko Hernández en una imagen de archivo / Gtres

Se desconoce cómo han trascurrido los acontecimientos en la sala, pero en su momento, en ‘Sálvame’, Kiko dijo no entender la demanda y menos que se hubiera admitido, pues le acusa de haber explicado en público su diagnóstico médico y él alega que tanto Campanario como su hermano lo habían contado primero, él en redes sociales y ella en una revista.

Según ha explicado el propio Kiko en ‘Sálvame’, dentro de la sala la situación ha sido muy tensa. Afirma que María José se ha dedicado a hacerle fotografías y que de la misma manera que reía, lloraba. Que cuando su abogado ha ido exponiendo las veces que ha hablado de su salud en diferentes revistas, ella se ha echado a llorar y Jesús, que la acompañaba además de su padre, se ha acercado a secarle las lágrimas.

Ahora solo queda esperar a que el juez dicte sentencia para saber si finalmente existió tal atentado contra el honor de la odontóloga. Junto a ella, en todo momento, a estado su marido, Jesús Janeiro, que pese a los incesantes rumores de que el matrimonio hace aguas, se mantiene siempre al lado de su mujer.

Últimas noticias