tras la apertura de su nuevo negocio

EXCLUSIVA | Bertín Osborne, indignado: “No me ha hecho gracia que se manche mi nombre”

Bertín Osborne
Ver Galería
Bertín Osborne en un fotomontaje de LOOK

El currículo empresarial de Bertín Osborne (63) arrastra una espina desde el año 2016 que, sin duda alguna, ha trastocado emocionalmente al cantante. Sin embargo, jamás se ha rendido. Tras dos negocios de hostelería fallidos en Valladolid y Madrid en los que el presentador había puesto todas sus ilusiones, vio cómo su nombre se puso en entredicho, fue acusado de estafador e incluso tuvo un pie en el banquillo de los acusados. Bertín trató entonces de justificarse, pero no ha sido hasta la apertura de su tercer bar en Zaragoza ‘La casa de Bertín’ cuando a toro pasado ha decidido confesar a LOOK cómo afectaron estas acusaciones que, por un momento, pudieron empañar su nombre: “No me ha hecho gracia que se manche mi nombre porque no fue mi culpa. Yo hice todo lo que pude para que saliera bien“, comenta el intérprete de rancheras.

 Bertín Osborne
Bertín Osborne estaba pletórico el día de la apertura de su nuevo local /Gtres

[Los problemas de Bertín Osborne con sus socios llegan a los juzgados]

Bertín está indignado con lo sucedido, pero no tiene problema en echar la vista atrás con el fin de ubicar el motivo que provocó el cierre de los locales. “Al final, nuestro error fue asociarnos con gente que no tenía que ver con la hostelería. Ahora tan solo pienso en rodearme de gente profesional”, desvela Osborne. Unas palabras que también secunda su socio y amigo, Ernesto Serrano, quien además revela el trasfondo de las negociaciones que ambos mantuvieron hace unos meses con el primer local del ‘Rincón de Bertín’ de Valladolid y posteriormente, con la franquicia de Madrid. “El problema está en no saber gestionar. En Valladolid Bertín pagó a los empleados de su propio bolsillo cuando el local se cerró y fue un descontrol porque todo el rato entraban empleados nuevos y además, las tapas ni siquiera eran buenas”, dice Ernesto. “En Madrid les hemos ofrecido un acuerdo que han rechazado. Estos últimos pusieron el dinero para la obra y nosotros aportamos la imagen. Le hemos dicho que nos hacemos cargo de la deuda íntegra que puedan tener con los bancos que son 200.000 euros y además, 50.000 euros como indemnización. La idea era reflotar el negocio con gente que supiera de hostelería, pero me dijeron que era muy poco dinero y que no había acuerdo”, añade.

[Bertín Osborne responde a los socios que quieren demandarle]

Cifras que de ser abonadas, tanto para Bertín como para su socio Ernesto, supondrían un gran desembolso y una gran responsabilidad. “Yo he puesto todo de mi parte por arreglarlo y tengo todo por escrito. Si no quieren, al final me sale más barato coger un traspaso de un local nuevo que me vale 40.000 euros más 100.000 euros de la reforma y por 140.000 tengo todo.”. Este digital ha tratado de contactar con Antonio, el socio de la franquicia de la capital y ha rehusado hacer declaraciones al respecto. Ni confirma ni desmiente que haya interpuesto una demanda al presentador por estafa, tal y como adelantó él mismo a LOOK el pasado mes de febrero. “El intento de acuerdo fue hace un mes. Después de esa reunión nos dijeron que tomarían las medidas oportunas, pero no nos ha llegado la denuncia ni sabemos nada de eso”, comenta Ernesto.

Bertín Osborne
Bertín Osborne no ha dudado en revelar cómo se encuentra tras dos negocios de hostelería fallidos /Gtres

[El último varapalo al que se enfrenta Bertín Osborne ¿tiene un pie en el banquillo de los acusados?]

Pese a todo lo sucedido, Bertín Osborne y su socio prefieren mirar hacia adelante. “La apertura fue este miércoles y ha sido un éxito total. Fue muchísima gente con invitación y otros muchos curiosos que también se animaron a entrar. El local estuvo hasta arriba el día de la inauguración y los días posteriores también ha funcionado muy bien. Ojalá siga así porque estamos muy ilusionados”, dice Ernesto. Pero, ¿qué han cambiado para que este negocio tengo éxito y los anteriores no? “La clave está en que para gestionar un local de hostelería hay que saber de hostelería. El de ahora es un experto en el sector y el de Madrid, por ejemplo, es que era asesor fiscal. Si no se tiene experiencia en esto pasa lo que pasa“, explica el empresario.

Últimas noticias