Exclusiva LOOK

El ‘procés’ y CR7, claves en la mudanza de Madonna a Lisboa

Madonna, su hijo David y Cristiano Ronaldo
Madonna, su hijo David y Cristiano Ronaldo en un fotomontaje de LOOK

Mucho se ha especulado sobre los verdaderos motivos de la mudanza de Madonna a Lisboa. A muchos les sorprendió que una estrella de su “status” con casa en Nueva York, Miami, Los Ángeles y Londres recalara en la capital portuguesa, más pequeña y quizá- aunque es discutible- menos cosmopolita.

[VER GALERÍA: Así es la casa de la ‘reina del pop’ en Lisboa]

En su día se habló de un supuesto amor por el modelo luso, Kevin Sampaio, pero nada más lejos de la realidad. Es cierto que el maniquí y la diva del pop se conocen, ya que este ejerció de “toy boy” en su video “Bitch, I am Madonna”, pero su relación no fue nunca más allá de lo estrictamente laboral. Se especuló también que podría haber abandonado Estados Unidos por un desamor, incluso hubo quien pensó que, tras ser vetada en muchas radios por sus ataques al presidente Trump, no se sentía querida en su país y prefirió dar un portazo. LOOK puede asegurar que ninguna de estas razones es la correcta.

Madonna
Madonna, acompañada por su hijo David Banda, en un acto de apoyo a la campaña de Hillary Clinton en 2016 / Gtres

Con sus dos hijos mayores ya fuera del nido familiar- Lourdes Maria estudia interpretación en la Universidad de Michigan y Rocco vive con su padre, Guy Richie, en Londres- su siguiente preocupación era su hijo David Banda. El ya adolescente siempre mostró su interés por el fútbol y como sus deseos son órdenes, la cantante se puso manos a la obra para que su hijo se preparara y cumpliera su sueño. David reconoce que su debilidad es el equipo francés del Paris Saint Germain y su madre no tuvo reparos en llevarle a la escuela del equipo, pero allí no consiguió más que buenas palabras. El equipo se mostró interesado en el joven, sí, pero le atraía más el hecho de ser hijo de quien era que sus méritos con el balón. A la reina del pop no le gustó el trato y decidió que París no era el lugar idóneo para el chico.

La siguiente intentona fue el Manchester United. Lo cierto es que la polifacética intérprete no le agradaba demasiado la idea, pero su ex, el cineasta Guy Richie, gran amigo de David Beckham, que sigue siendo un símbolo en el club británico, insistió en que se probara suerte. David llegó a entrenarse con el equipo sub 12, pero en un intento de protegerle de los medios, la idea no llegó a fraguar. El desánimo de su hijo era evidente y fue ahí cuando la actriz de “Algo casi perfecto” decidió poner toda la carne en el asador.

David Banda Madonna
David Banda juega a fútbol durante unas vacaciones en Miami en 2016 / Gtres

Sus siguientes opciones eran el Fútbol Club Barcelona y el Sport Lisboa e Benfica. Consciente de su rol de ‘superstar’, puso el tema en manos de su mánager y mano derecha, Guy Oseray, para que encontrara la mejor opción para su retoño. La maquinaria se puso en marcha y, según la revista portuguesa “Sábado”, el mánager de Madonna incluso llegó a ponerse en contacto con el publicista de Shakira para concertar una entrevista en el equipo blaugrana. También se enviaron vídeos al club del chico jugando al fútbol donde se apreciaban sus dotes con el balón y la Ciccone, una enamorada de España, apostaba fuerte por el país y por afincarse en la ciudad condal.

Pero no pudo ser. Sus asesores económicos desecharon la idea y tumbaron las aspiraciones de Madonna. En marzo de 2017, el 1 de octubre aún sonaba muy lejano, pero la incertidumbre para los inversores por la crisis catalana ya estaba patente y Madonna no veía con buenos ojos que sus cuatro hijos menores crecieran en una sociedad tan politizada. Había que cambiar los planes tras asumir que sí, que ella sería una víctima más el ‘procés’ y sus desastrosas consecuencias.

Por fin, Lisboa

Llegados a ese punto, Lisboa y el Benfica sonaban a tabla de salvación. En abril del pasado año, empezaron los primeros contactos con el “glorioso” club portugués y un mes más tarde, Madonna y su prole visitaban la ciudad. En el Benfica todo fueron facilidades. Le prometieron protección mediática, disciplina para el pequeño y un plan de estudios paralelo. También alabaron las dotes futbolísticas del ya adolescente. “Tiene talento y margen de progresión. Su futuro dependerá de la evolución de ese margen”, decían. Música para los oídos de la “Ambición Rubia”.

Madonna
Madonna posa con su hijo David Banda en los premios Grammy 2014 / Gtres

Fue entonces cuando la artista decidió que su próximo destino sería Lisboa. Matriculó a sus hijas pequeñas en el Liceo Francés, ya decidida a mudarse por completo. Pero el enredo no estaba completo. Según ha podido saber este digital, al conocerse la noticia de que el hijo de Madonna ingresaría en la Escuela de Fútbol del Sport Lisboa e Benfica, Cristiano Ronaldo entró en juego. El crack portugués, que hizo su formación en el equipo rival, el Sporting de Lisboa, se puso en contacto con el entorno de la cantante de “La Isla Bonita”, para que esta reconsiderarse el futuro de su hijo y lo llevara a la escuela del Sporting. No obstante, la estrella del pop ya había tomado la decisión y no había CR7 que le hiciera cambiar de parecer.

Se desconoce si Madonna ha acertado o no en su elección o si la carrera de su hijo David estará en el fútbol. Pero lo cierto es que el futuro suena prometedor. Con apenas 12 años, el talento de David ya lo han disputado algunos de los mejores clubs del mundo y ha logrado que una diva del pop como su madre cambie incluso de planes por cumplir sus sueños.

Temas

Comentar

Últimas noticias