otros representantes desvelan a LOOK la cruda realidad que les espera

La turbia realidad a la que se enfrentarán los triunfitos según otros representantes de Eurovisión

La turbia realidad a la que se enfrentarán los triunfitos según otros representantes de Eurovisión
Ver Galería

El Festival de Eurovisión a lo largo de sus 62 años de historia ha cambiado la vida a miles de candidatos. Conscientes de la campaña de promoción que suponía este concurso, muchos cantantes se atrevieron con esta aventura sin ni siquiera meditar las consecuencias que un fracaso podría traer a su carrera. Y es que detrás de las luces y los brillos que cada año muestra el acontecimiento musical, hay sombras que para más de un intérprete convirtieron esta increíble experiencia en toda una pesadilla. Muchos tuvieron que renunciar entonces a su círculo, a los apoyos que por entonces les ayudaban a mantener los pies en el suelo, para tan solo centrarse en representar a su país con mayor o menor fortuna.

[Monumental bronca en OT por las canciones de Eurovisión]

Este lunes y en tan solo unas horas, se conocerá qué ‘triunfito’ de los cinco postulantes de ‘Operación Triunfo’ viajará hasta Portugal para defender con uñas y dientes el sueño que a muchos les gustaría cumplir: asistir al magno evento de la música europea para actuar frente a más de 200 millones de espectadores. Pero, ¿qué les espera el próximo 12 de mayo?, ¿conocen la cara B de Eurovisión?, y sobre todo, ¿hay una turbia realidad al otro lado del mayor evento de la música europea? LOOK ha contactado con algunos de los artistas que lograron representar a España y estas son sus declaraciones:

Barei: “Hay que hacer cosas que no te gustan”

Barei Eurovisión
La cantante Barei en el Festival de Eurovisión el pasado 14 de mayo de 2016 / Gtres

La representante de España en Eurovisión 2016 confiesa que su experiencia en este evento musical cambió el rumbo de su carrera profesional. Con más de 15 años de trayectoria, la madrileña logró ser conocida para el gran público a raíz de ‘Say yay’, la canción con la que concursó en Estocolmo. Pese a confesar que el Festival es “lo más bonito” que ha vivido en su carrera, Barei asegura que durante su periplo eurovisivo tuvo que hacer frente a situaciones muy duras. “La presión mediática a la que te ves sometido es tremenda. La gente opina sobre ti continuamente y tú estás representando a todo un país”, dice la cantante y apunta cuáles son algunos de los condicionantes a los que se enfrentará el elegido de este año: “No hay tiempo para nada, estás todo el día al trote. La velocidad en la que trabajas no te deja tiempo a procesar lo que haces“.

[Eurovisión, en sus horas más bajas: los antiguos representantes cargan contra el certamen]

Barei, que ha acudido a la academia de OT para hablar con los chicos, además de desearles suerte, ha querido mandar un mensaje al próximo candidato de España en Eurovisión: “Hay cosas que tienes que hacer y no te gustan, pero ese proyecto seguro que te lleva a otra cosa. Yo en mi caso tuve el problema de la puesta en escena, que no era lo que yo quería exactamente, pero por lo demás fue algo muy grande. Solo les pido que lo disfruten al 100% y lo hagan a través de su esencia”.

Massiel, la eterna ganadora española

En 1968 España ganaba el Festival de Eurovisión por primera vez. Massiel llegó y triunfó en Reino Unido con su ‘La la la’, una canción que se ha convertido en parte de la banda sonora de nuestra historia más reciente. Tras este inesperado triunfo, la madrileña ha cosechado grandes éxitos tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Una carrera de la que se retiró hace ya algunos años.

Massiel
En conversación con este digital, Massiel asegura que ya no habla del concurso para los medios. Prefiere mantenerse al margen /Gtres

Pese a que ha acudido en múltiples ocasiones a televisión para hablar del Festival que la catapultó al estrellato, la artista ya no quiere hablar más de Eurovisión. Un dato que ha confesado a este digital tras contactar con ella: “No quiero hacer declaraciones de nada que sea acerca de Eurovisión. Hace años que tomé esa decisión. Luego todo se desfigura y se hace daño. Estos niños son muy jóvenes para hacerles eso” .  Genio y figura, la artista no quiere continuar comentado el Festival europeo, un concurso que sin lugar a dudas lE ha marcado de por vida.

Karina: “Durante Eurovisión solo vives para cantar. No hay familia, ni amigos, ni amor”

Karina tiene en su haber un segundo puesto en Eurovisión. La cantante fue una de las grandes figuras musicales de los años 60, una popularidad que la hizo conseguir el pasaje a Dublín -sede del Festival en el año 1971- a través de una preselección donde midió sus fuerzas con artistas como Rocío Jurado o Nino Bravo. “Eurovisión es un gran trampolín internacional. En mi época ya lo era. Te hace trabajar mucho. Solo vives para cantar. Allí no hay familia, ni amigos, ni amor”, cuenta a LOOK la cantante, y añade: “Desde que entraron los países del Este se apoyan mucho entre ellos. Es muy difícil ganar”.

Karina
Para Karina cada vez es más difícil poder optar al primer puesto. “”Desde que entraron los países del Este se apoyan mucho entre ellos. Es muy difícil ganar”, confiesa a LOOK /Gtres

Respecto a los chicos de OT que optan a representar a España, Karina tiene su preferida: la pamplonica Amaia, de la que se confiesa seguidora. Sea quien sea el o los elegidos para el Festival, la artista ha querido dar un consejo al que finalmente obtenga el pasaje a Lisboa: “El que vaya puede dar una sorpresa muy bonita, como la que dio el año pasado Portugal. El que tenga que ir a Eurovisión tiene que pensar en una buena puesta en escena y una buena canción. Lo que está claro es que no podemos ir de surferos”, ha dicho Karina esbozando una sonrisa.

Gisela: “Lo peor de Eurovisión es que hay países que se ven ganadores desde un principio”

Gisela es una ‘eurovisiva’ por partida doble. La cantante catalana no solo acudió como corista en 2002 junto a Rosa con su ‘Europe´s living a celebration’, sino que además participó como representante de Andorra en el año 2008. La ‘chica Disney’ de OT se siente muy cerca de los nuevos ‘triunfitos’, y es que estos jóvenes siguen los pasos que ella en su día dio hace ahora 16 años. “Estos chicos llevan un training muy bueno antes de Eurovisión, ya están más que acostumbrados a pisar un escenario”, dice Gisela.

Gisela Eurovisión
Gisela acudió como corista junto a otros compañeros de ‘Operación Triunfo’ como fueron Bisbal o Bustamante. Acompañaron a Rosa López en esta aventura hace 16 años /Gtres

Tras sus experiencias en el Festival, la artista sabe diferenciar lo bueno y lo malo que ha vivido en él. Unas enseñanzas de las que los ‘triunfitos’ pueden aprender mucho: “Lo mejor que te trae Eurovisión es estar sobre ese escenario. Lo peor los nervios y que hay países que se ven ganadores desde un principio. El que vaya tiene que ir sin complejos y a defender bien su propuesta. Lo demás…al final es un concurso más de países que de canciones”.

Manel Navarro: “Los momentos euforia y de pena en Eurovisión me han marcado mucho”

El último representante de España en Eurovisión se convirtió de la noche a la mañana en el foco de todas las miradas. Desde que se diera lugar a su polémica elección como candidato, el catalán ha tenido que luchar contra viento y marea para defender su valía como cantante. Su actuación fallida en el Festival y su clasificación en el último puesto no han sido motivos suficientes para defenestrar las ganas de continuar con su carrera.

Manel Navarro Eurovisión
La elección de Manel Navarro estuvo envuelta en polémica. El cantante probó los sinsabores de este festival en primera persona /Gtres

“Creo que cualquier artista está preparado para poder ir a un evento así, siempre y cuando se sienta cómodo y tenga confianza en sí mismo”, dice Manel a LOOK, y nos cuenta cómo ve después de un año su experiencia ‘eurovisiva’: “Lo peor ha sido vivir esta experiencia maravillosa sin sentir que estuviese haciendo algo de lo que de verdad me sentía orgulloso. Nos equivocamos y por querer abarcar mas terreno del qué podíamos, acabé dando una imagen de mí y de la música que hago un tanto confusa“. Pese a reconocer su error a la hora de plantear su candidatura, Navarro hace balance de su aventura en el evento europeo, de la que dice haber aprendido mucho: “Mi mejor momento ha sido toda la experiencia vivida. Pero los momentos de euforia y los momentos de pena me han marcado mucho”. Como consejo a los protagonistas de la próxima candidatura, Manel dice lo siguiente: “El principal consejo que les doy es que tienen que ser ellos mismos”.

[Los cañones de Eurovisión]

Eva Santamaría: “Tengo compañeros que después de esto han quedado hundidos”

La cantante Eva Santamaría acudió al Festival en el año 1993 con la canción ‘Hombres’, un tema muy innovador para la época donde a ritmo de rap se lanzaba un alegato feminista. Este tema no obtuvo finalmente el apoyo suficiente para lograr una buena posición en Eurovisión, hecho que tras los años no ensombrece el recuerdo que Eva tiene de esta experiencia. “Representar a mi país fue lo mejor y lo peor que he vivido en mi carrera musical. Es mucho el peso que recae en solo una persona”, dice Eva a este digital, al que cuenta cómo vivió su edición: “Era el foco de atención. No dormía y estaba muy preocupada en hacerlo lo mejor posible, es mucha la presión que se tiene al estar ahí“.

Respecto a los ‘triunfitos’ que optan a representar a España, la gaditana confía en su profesionalidad sobre las tablas, ya que el programa les ha servido para quitarse miedos escénicos y enfrentarse al riesgo del directo. “Yo solo les diría que no se lo tomen tan a pecho. De esa actuación no depende su carrera. Existen cantantes que han quedado muy bien y que luego han desaparecido, y gente que no han quedado y han seguido trabajando”, dice Eva a LOOK, y apunta cuáles son las piedras con las que pueden encontrarse en el camino hacia Lisboa: “Las redes sociales están ahí, y hay mucha gente que se puede permitir el lujo de hablar mal y tirarte por tierra. O te quieren o te odian. Tengo muchos compañeros que después de esto han quedado hundidos”.

Alejandro Abad: “Cuando fui a Eurovisión me di cuenta de que me había equivocado en casi todo, y no tuve a nadie que me advirtiera de ello”

Alejandro Abad es ya un veterano en Eurovisión. Tras su participación fallida en el año 1994 volvió a probar suertes como compositor en el año 2001 con el tema ‘Dile que la quiero’, en la voz de David Civera -que obtuvo un 6º puesto, el mejor de los últimos 21 años-. Su periplo por el evento europeo también lo llevó a obtener un segundo puesto en Eurojunior 2003, con la autoría de la canción ‘Desde el cielo’. Una carrera profesional donde el concurso europeo ha tenido un peso importante, y del que Alejandro confiesa haber aprendido mucho: “Cuando fui como intérprete y autor, lo peor fue darme cuenta de que me había equivocado en casi todo y no tener a nadie que me advirtiera de ello. Lloré mucho, porque me di cuenta de la enorme oportunidad que había perdido. A cambio aprendí que mi futuro pasaba por ser autor y productor, y no por cantante”, dice Abad y aclara a LOOK en qué se equivocó: “Cuando uno va a un evento así, cree tener la seguridad de que a tu lado irán personas, o al menos una persona entendida, que te irá diciendo y aportando, pero cuando te das cuenta que todos son improvisadores ya es demasiado tarde. El tener todo pensado tampoco es garantía de que aciertes, pero la prueba es que siete años después apliqué esta estrategia con David Civera y nos fue genial”.

Respecto a la idea de que la opción elegida para ir a Eurovisión 2018 proceda de ‘Operación Triunfo’, el compositor tiene una opinión clara: “Los veo verdes, es decir, con escasa madurez sobre el escenario. Desde España solemos cometer cada año el mismo error: nos centramos en buscar al intérprete y nos olvidamos de la canción, que es lo más importante”. Sin pelos en la lengua, Alejandro también se atreve a dar un consejo a los chicos de OT forjado, en parte, de su experiencia: “Si no se sienten a gusto con la canción que le han impuesto, que no vayan. Ganarán mucho más. Una canción y su intérprete se han de trabajar con mimo y seguridad, jamás con prisas e improvisación y mucho menos con la absurda presión anual de ‘¡vamos a ganar, vamos a ganar!'”.

Últimas noticias