CADA VEZ MÁS LEJOS DE SU PADRE

El precio que Julio Benítez ha tenido que pagar por ganar un hermano

Julio Benítez
Manuel Benítez 'El Cordobés', Julio Benítez y Manuel Díaz en un fotomontaje de LOOK

Julio Benítez es el único de los hermanos que se ha acercado a Manuel Díaz  y le apoya públicamente después de que una sentencia dictada por el Juzgado número 4 de la Audiencia Provincial de Córdoba  le declarase oficialmente hijo de Manuel Benítez El Cordobés, en abril de 2016. Acercarse a su hermano podría haberle alejado de su padre.

El matrimonio de Manuel Benítez y Martina Freysse parecía irrompible tras 35 años de unión y cinco hijos en común. Pero el final llegó y ocurrió  después de que Díaz hubiese interpuesto una demanda de paternidad contra el V Califa. Las pruebas de ADN determinaron que eran padre e hijo tras años de rechazo y negación por parte del veterano diestro y de incansable lucha por parte del joven Manuel. La sentencia judicial sacudió la vida de toda la familia y la suya propia. Fueron muchos los que se preguntaron si el divorcio no sería una estudiada estrategia para blindar la millonaria herencia del torero cuando se oficializaba la existencia de un hijo más con derecho a reparto. Ahora, una vez separado el matrimonio, solo uno de sus hijos apoya públicamente al ‘nuevo’ vástago y parece, además, que las cosas han cambiado en el patrimonio atesorado por El Cordobés tras más de cincuenta  año de profesión.

Manuel Díaz y Julio Benítez
Los hijos del Cordobés, Manuel Díaz y Julio Benítez se funden en un fraternal abrazo / Gtres

Cuando en abril de 2016 se oficializa el parentesco padre-hijo, Manuel Benítez El Cordobés no figuraba como titular de ningún bien, de ahí que se dudara del verdadero motivo del divorcio. Todas las empresas de la familia aparecían a nombre de Martina y de sus hijos. Julio, el menor,  capitaneaba el grueso de las empresas. Ahora LOOK puede confirmar que ha habido cambios considerables.

De aquel escándalo doble han pasado casi dos años, tiempo en los que los puntos se han ido poniendo sobre las íes. Manuel padre no ha cejado en su postura y continúa sin querer mantener relación alguna con Manuel hijo. Tampoco ha vuelto al lado del Martina, es más, tiene una nueva pareja que responde al nombre de María Ángeles. Pero lo que sí ha variado es el entramado empresarial familiar. Manuel Benítez ha recuperado el control de casi todos sus negocios y el peor parado ha sido su hijo Julio, el que más cargos ostentaba por aquel entonces, y el que curiosamente ha entablado una relación fraternal con Manuel Díaz. ¿Acción, reacción?

Así ha cambiado el entramado empresarial de la familia

MARIBEL 08 INVERSIONES era el mayor activo de los Benítez Fraysse. La SICAV se creó en 2008 y su capital social llegó a cifrarse en 6.7 millones de euros. En 2014, en el último balance de cuentas que puede consultarse, según los datos del registro mercantil, los resultados sobrepasaban los cien mil euros. Desde 2013 Julio Benítez era el presidente, antes lo había sido su hermano Manuel. Martina ocupaba el cargo de secretaria, además del de consejera, como el resto de miembros de su familia (a excepción de su hija mayor, Maribel, cuyo nombre no aparece relacionado con ninguna de las empresas de su padre). En octubre de 2016 decidieron romper este lazo y se extinguió el principal activo familiar, fue la primera gran consecuencia del sonado divorcio.

Después se han ido sucediendo muchos otros cambios. El carismático diestro ha recuperado el control de sus inversiones. Julio Benítez lo ha perdido. Manuel es quién ahora goza de la confianza de su padre para tomar decisiones y Martina ha continuado con la misma actividad empresarial (la explotación de fincas rústicas y ganaderas) a través de dos nuevas empresas propias, FIRGA DOS S.L 2016 y FIRGA TRES S.L 2016 creadas en abril y septiembre del pasado año respectivamente.

Julio Benítez Manuel Benítez y Martina Fraysse
Julio Benítez, junto a sus padres, Manuel Benítez y Martina Fraysse en una imagen de 2015 / Gtres

Julio ha perdido, por tanto, la presidencia de la extinguida MIRABEL 08 INVERSIONES, y además el cargo de administrador único de CERRO DE LA CASA DE DON LUIS, que también se dio de baja en abril de 2016 para darse el pasado agosto de nuevo de alta a nombre de Manuel Benítez Pérez. Exactamente lo mismo ocurrió con CORBASA, que ahora se llama CORBASA DOS XXI S.L y el nombre de Julio no aparece en ningún sitio. Las fechas hablan por sí solas, la cronología es clave.

De hecho, el heredero del ‘artista torero’, como muchos le conocen, actualmente, cuando más unido está a su hermano Manuel Díaz, ya solo es administrador único de CORTAURO S.L, empresa propia, dedicada a la explotación de fincas rústicas y compra venta de productos agrícolas. Su hermano Manuel Benítez ocupa el cargo de apoderado.

Dos años después de sumar un nuevo vástago a su prole, el millonario torero que nada tenía a su nombre por aquel entonces está hoy al frente de BENIFIRGA S.L, CERRO DE LA CASA DE DON LUIS S.L Y CORBASA DOS S.XXI, además administra unilateralmente la CARPINTERIA MANUEL BENÍTEZ S.L con sede en Málaga, que lleva desde 2012 sin actividad.

El único lazo que une a la familia

A pesar de todos estos cambios, aún hay dos lazos que une al ex matrimonio y a los cuatro hijos menores, Manuel, Rafael, Martina y Julio. Según el registro mercantil, los seis están al frente, como consejeros, de FIRCADEPA S.L y PROFABEN XXI S.L. y en esta ocasión, lejos de ser Julio como hubiera ocurrido años atrás, ha sido Manuel hijo el elegido como delegado. Es él el que está al frente y toma las decisiones en nombre del resto de su familia. Siempre de la mano de su madre, que ostenta el cargo de secretaria. Para ambos y para el patriarca, en lo que a negocios se refiere, parece que Julio Benítez es historia.

Últimas noticias