Tras su discusión con Mila y abandonar el plató de Sálvame

La verdadera preocupación de Paz Padilla

Paz Padilla y su hija Anna Ferrer
Ver Galería
GALERÍA: La emotiva despedida de Paz Padilla y su hija Anna Ferrer / LOOK

Paz Padilla no pasa por su mejor momento, tras la fuerte discusión que mantuvo este lunes con Mila Ximénez y que le llevó a abandonar el plató de Sálvame. La tensión se mascaba en los estudios de televisión y no es la primera vez que la gaditana se enfrenta a los colaboradores del vespertino. Esta vez estalló y, pese a ser la conductora del programa, se fue.

Que Paz no se lleva bien con la mayoría de los colaboradores no es nada nuevo, pero la realidad que ha podido contrastar Look es que lo que realmente preocupa a Padilla nada tiene que ver con ‘Sálvame’, ni con las audiencias fluctuantes ni con el hecho de que Raúl Prieto desaparezca como director del programa; ni si quiera con los cambios en el suculento reparto de ingresos procedente de las publicidades que tanto ha enfadado a Jorge Javier. Tampoco le preocupa caerle mal a Mila Ximénez o tener una relación más que tensa con Belén Esteban. Lo que de verdad preocupa a Paz Padilla es su hija Anna.

La joven, fruto de su matrimonio con Albert Ferrer, estudia en Inglaterra, donde cursa un grado de Económicas. Desde allí narra sus aventuras y desventuras a través de las redes sociales, su día a día y sus impresiones de la ciudad de Leicestershire. Sin embargo, aunque se muestra casi transparente, no lo cuenta todo. Hace unos días ocultó a sus miles de seguidores que tenía previsto viajar por sorpresa a España. Mientras ella realizaba el trayecto Londres – Madrid, su madre ponía fin a su aventura particular en África donde grababa una entrega de ‘Planeta Calleja’, de la mano del famoso periodista. De manera que su vuelta a casa no pudo ser más dulce, pues allí estaba Anna, su hija, esperándola con los brazos abiertos. Tras pasar unos días juntas, llegó de nuevo la despedida de la que Look fue testigo exclusivo en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. La distancia, no tenerla a su lado y que, aunque sea lejos, realmente esté bien, es lo que verdaderamente preocupa a la presentadora.

Paz Padilla con su hija Anna Ferrer
La emotiva despedida de Paz Padilla y su hija Anna Ferrer en el aeropuerto de Madrid / LOOK

Aunque Paz comprende que su hija se haya marchado fuera a estudiar, la decisión tiene un coste emocional importante. Es la primera vez que pasan tanto tiempo sin verse y tal y como se puede apreciar en las imágenes de la galería, ambas están muy unidas.

Ahora mismo este es el mayor pesar de Paz y es probable que le haga más vulnerable ante cualquier tensión o conflicto. Últimamente ha protagonizado algunos momentos en ‘Sálvame’ donde se le ha visto más alterada de lo normal. Este lunes, cuando la discusión con Mila llegaba a su punto más alto y ambas confesaron no caerse bien, Paz, se quitaba precipitadamente el micrófono y abandonaba el plató. La mala relación podía intuirse, pero ya es un hecho: “Ya nos hemos quitado las máscaras”, decía la ex mujer de Manolo Santana.

No llama tanto la atención que haya un desencuentro de este tipo en plató, como que sea Paz Padilla la que estalle. La humorista y presentadora siempre ha dejado claro que allí va a trabajar, no a hacer amigos, y lo que verdaderamente le importa está fuera.

Lo único que hoy le hace derramar alguna lágrima es despedirse de Anna. Nuestras cámaras captaron a madre e hija en el momento de abrazarse, darse un beso y compartir confidencias de última hora minutos antes de que la puerta de embarque las separara de nuevo hasta el próximo reencuentro.

Últimas noticias