Este lunes Eugenia despidió a uno de sus perros

El curioso cementerio del Palacio de Liria en el que descansan las mascotas

Palacio de Liria
El Palacio de Liria tiene hasta un cementerio de mascotas / Gtres

Eugenia Martínez de Irujo ha vivido esta semana una pérdida irreparable, la de su perro Calito, que falleció el pasado lunes tras ser atropellado por un vehículo durante el primer paseo del día. La duquesa de Montoro compartió la triste noticia con sus seguidores, a quienes todavía no ha podido contestar por no tener ánimo para ello.

View this post on Instagram

Hoy es un día tristísimo para mí… Tú Mi Calitin que has crecido en los brazos de mi ratón, tú que has sido sin ninguna duda el perro más bueno, más leal, más fiel, más cariñoso, bondadoso, quiero que sepas te vamos a echar muchísimo de menos, y aquí entre lágrimas y dolor te vamos a recordar siempre xq jamas volveremos a tener un perro como tú. Ahora estarás con mamá que te adoraba… Con todo el amor del mundo volveremos a estar juntos alguna vez mi Calitin❤️ Hoy a las 8.30 de la mañana son de esos días que me hubiera gustado que se parara el tiempo. En tu primer paseo un fatal accidente y un maldito coche nos ha dejado sin ti… Destrozada💔#perdonarsinocontestoperonotengoganasdenada #eugeniamartinezdeirujo

A post shared by Eugenia (@eugeniamartinezdeirujo) on

Esta es la segunda vez en menos de un año que Eugenia, que heredado el amor por los animales de su madre, ha tenido que decir adiós a un buen amigo. El pasado mes de mayo se despedía del cerdito Bacon, al que le dedicó un emotivo mensaje: “Mi niño❤️nos ha dejado😢Hoy es un día muy, muy triste para mí…”, escribía.

Eugenia puede seguir recordándolos gracias a una peculiaridad del Palacio de Liria, donde reside, que tiene un cementerio de mascotas en la parte posterior. Se trata de un espacio muy especial en el que, según Vanitatis, se puede leer en las tumbas el nombre de los animales, la fecha de su fallecimiento, el nombre de la persona que lo regaló y la característica más destacada de su carácter.

Uno de los ‘huéspedes’ más conocidos es Flashito, el perro que acompañó durante 15 años a la duquesa de Alba. Cuando murió, doña Cayetana se mostró desolada por la pérdida de este can que, al parecer, fue un regalo del Rey Juan Carlos. ● | [LEER MÁS: Doña Letizia desempolva el icónico Armani de su pedida en un guiño al Rey el Día de los Enamorados]

Últimas noticias