UNA IMAGEN MUY CUIDADA

¿Laura Matamoros o Laura M. Flores? El misterio de la ‘influencer’ de las dos caras

Laura Matamoros en una imagen de archivo
Laura Matamoros en una imagen de archivo / Gtres

Laura es, entre otras cosas, icono de estilo, madre trabajadora, exconcursante de 'reality' y asesora del amor en 'MHYV'

Laura Matamoros es uno de los personajes del momento y, aunque dentro del universo televisivo su papel es el de concursante de ‘realities’, asesora del amor y protagonista de algunas de las idas y venidas de su familia paterna, su vida 2.0 no tiene nada que ver con eso. En sus redes sociales, la hija de Kiko Matamoros ha optado por destacar Flores, su apellido materno y vínculo con la modelo Mar Flores, tía carnal de la ‘influencer’.

Como si de un Dr. Jekyll y Mr. Hyde moderno se tratase, Laura ha conseguido separar sus ‘dos caras’ siendo en televisión hija y hermana de Kiko y Diego Matamoros, exganadora de Gran Hermano Vip y archienemiga de Makoke y fuera de la pantalla una de las ‘instagrammers’ del momento, imagen de varias firmas e íntima amiga de ‘celebs’ como Dulceida, Fonsi Nieto o Pelayo Díaz.

Laura Matamoros, Pelayo Díaz y Dulceida durante el festival 'Dulceweekend'
Laura Matamoros, Pelayo Díaz y Dulceida durante el festival ‘Dulceweekend’ / Gtres

Todavía no se han cumplido tres años desde que Laura Matamoros entró, siendo una total desconocida, a la casa de Gran Hermano VIP. Durante su paso por el programa, la hija de Kiko Matamoros dejó patente la mala relación que -por aquel entonces- tenía con su padre, a quien reprochaba no solo haber abandonado la familia que había formado con su madre, sino también haberse desentendido económicamente de ella y sus tres hermanos. En palabras textuales de la sobrina de Mar Flores, hubo navidades que en su casa cenaron arroz blanco porque no tenían otra cosa que llevarse a la boca. La sinceridad, transparencia y, quizás, inocencia, con la que Matamoros se abrió a sus compañeros la convirtieron en la flamante ganadora de su edición.

A raíz de su paso por el ‘reality’, Laura dejó su puesto de recepcionista en una clínica dental para convertirse en uno de los rostros de Mediaset y empezó a sumar seguidores en sus redes sociales, llegando a rozar los 80 mil ‘followers’ en junio de 2016. En aquel entonces y, tras tres años de noviazgo, Laura rompió con Miguel Maristani, pareja de la que estaba profundamente enamorada antes de entrar a la casa de Guadalix.

Laura Matamoros al convertirse en ganadora de 'Gran Hermano VIP'
Laura Matamoros al convertirse en ganadora de ‘Gran Hermano VIP’ / Gtres

Así, en el verano de ese año, apenas seis meses después de salir por primera vez en televisión, la hija más famosa de Kiko Matamoros empezaba a definir los que serían sus nuevos perfiles: el televisivo y el digital.

La evolución televisiva de Laura ha sido a la vista de todos y a un ritmo tan paulatino que, casi sin que el público se haya percatado, ha pasado de ser concursante y protagonista de polémicas propias y familiares, a tertuliana experimentada. Además de GH VIP, participó en Supervivientes y quedó finalista. Si a esto se suman todas las broncas que su padre, su hermano Diego y Makoke han ido protagonizando, lo habitual -o lo que ha pasado en los casos de otros personajes- sería que la presencia de Matamoros estuviera sujeta a dichos enfrentamientos, viéndose inmersa en ellos. Pero Laura ha sabido evitarlo y se ha convertido en la voz cuerda de su clan, hablando de los problemas que le rodean con cierta distancia y sin perder los nervios.

Laura Matamoros durante una de las últimas galas de 'GH VIP'
Laura Matamoros durante una de las últimas galas de ‘GH VIP’/ Gtres

En lo referente a las redes sociales, su caso es digno de estudio. En el mundo 2.0 ella es Laura M. Flores y, a fecha de hoy, roza los 680 mil seguidores en Instagram, habiendo ganado más de medio millón de ellos en apenas 24 meses. ¿Cómo lo ha hecho? En su perfil, Laura ha optado por mostrar únicamente la cara más amable y estética de su vida. Aunque no oculta su paso por los programas de Mediaset en los que sigue colaborando como tertuliana, la joven elige fotos cuidadas, en las que no suelen salir logos, para anunciar su presencia en los platós. Además, alterna estas instantáneas con otras dignas de editoriales de moda, en las que derrocha ‘glamour’ y elegancia en algunos de los idílicos escenarios que su nueva condición de ‘influencer’ le permite visitar.

Interesada en la moda, hace solo unas semanas que ha lanzado su primera colaboración con una firma de calzado, habiendo participado en el diseño de unas botas de estilo boho que ya han conquistado a la mismísima Paula Echevarría. Además, como digna sobrina de Mar Flores que es, Laura tiene un estilo muy definido y sus mezclas son muy aplaudidas por sus seguidoras ya que, aunque cada vez son más las firmas como Dior, Chanel o Fendi que aparecen en los estilismos que luce, también apuesta por marcas asequibles y más fáciles de encontrar.

Además de sus ‘dos caras’ profesionales, Laura Matamoros ha conseguido formar una familia estable junto al cocinero Benji Aparicio, con quien tuvo al pequeño Matías el pasado mes de mayo. Esta faceta de madre joven y trabajadora, unida a sus selectas amistades, a su cada vez más constante presencia televisiva y al ejército de ‘lauristas’ que siguen sus pasos día a día a través de Instagram, ha convertido a la hija de Kiko Matamoros y Marian Flores en uno de los rostros del momento, siendo su imagen cada vez más valorada por marcas como Jaguar, Carrefour, NYX o AirEuropa, que no han dudado en contratarla para promocionar sus productos.

Últimas noticias