Mi casa es la tuya

Lolita y el amor: la artista le confiesa a Bertín Osborne seguir queriendo a alguien de su pasado

Lolita Flores y Bertín Osborne
Lolita en "Mi casa es la tuya"./Mediaset

La cantante achaca su soltería al hecho de darle “miedo a los hombres”.

La hija de “La Faraona” volvió 35 años después a la iglesia donde tendría que haberse casado con Guillermo Furiase.

Amor. Esa es la palabra más pronunciada por Lolita en la última entrega de “Mi casa es la tuya”. El programa de Telecinco vuelve a su formato original estrenando una casa de dimensiones faraonicas. La primera invitada no podría ser otra que Lolita, hija de “La Faraona” Lola Flores y António González “El pescaílla”. Mas de hora y media de emociones, de charla entre dos grandes amigos, que ha dejado buenos momentos para el recuerdo.

El programa se grabó este verano en Marbella. No fue casual. En la ciudad malagueña veraneó la protagonista durante 34 años ininterrumpidamente. También allí se casó hace 35 años con Guillermo Furiase. De hecho, Guillermo fue el ausente más presente del programa. Lolita hizo un repaso sobre su vida sentimental y fue del padre de sus hijos de quien más se acordó: “él sabe que le quiero. A mi manera, pero le quiero”. Unas palabras que no dejarán a nadie indiferente y que suponen, negro sobre blanco, todo un reconocimiento público al padre de sus hijos.

Bertín, amigo desde la adolescencia de la artista, no dudó en llevarla a la Iglesia de las Encarnación de Marbella. El momento fue digno de recuerdo. Hacia 35 años que Lolita no pisaba el templo. De hecho, fue la primera vez que pudo pisar el altar, ya que su boda se tuvo que realizar, al fin, en la sacristía. Las míticas imágenes de una Lola Flores fuera de si, gritando a la muchedumbre que abandonara la iglesia no podrían faltar: “marcharse. Si me queréis “irse”.

Más de tres décadas después, a la cantante solo quedaba reírse “in situ” para cerrar el circulo. Reírse y conocer de la mano del párroco que los guías turísticos cuentan a los grupos que visitan la iglesia que efectivamente allí se casó Lolita. Historia de España, ahí es nada.

Lolita y el “amor, amor”

Amor, amor se llama el primer sencillo de la cantante y actriz. Con tan solo 17 años, esa fue la carta de presentación que la colocó en número 1 en las listas en España y le abrió las puertas de América. Aunque a día de hoy afirma sentirse “más a gusto como actriz que como cantante”, lo cierto es que tiene una de las carreras musicales más fructíferas del panorama nacional. Pero queriendo o sin querer, Lolita sigue dándole vueltas al amor.

La hija de Lola Flores dijo “llevarse bien” con sus dos ex maridos, aunque, una vez más, fue el padre de sus hijos quien salió mejor parado: “tengo mucha más relación con Guillermo (Furiarse). Él me ha dado lo mejor de la vida: mis hijos”. Después de eso, pocos fueron los hombres que salieron al baile. Tímidamente el de Juan y Medio y poco más. Hay secretos que por mucho que se empeñe el presentador, la cantante siguió sin desvelar.

Quien si marcó presencia fue el actor argentino Luis Mottola, que comparte escenario con la actriz en la obra “Prefiero que sigamos siendo amigos”. Lo que no queda claro, al menos para Osborne, es si en realidad los compañeros de reparto son solo amigos o algo más. Su relación es especial y hay una gran complicidad, lo que hizo que Bertín dejara la duda en el aire, algo que los protagonistas han desmentido tajantemente.

Pero como dice la copla de Juana Reina “Soltera yo no me quedo”, y eso es lo que piensa y afirma Lolita. La cantante dijo estar “abierta al amor aunque se que a los hombres les doy miedo”. Sin embargo, sigue esperanzada en saldar sus cuentas y encontrar de nuevo el amor. Desde luego, ganas no le faltan. Como tampoco le faltan ganas de ser libre, algo que dice no ser al 100%: “ser un personaje popular, ser madre, siempre te condiciona. Te debes a tus hijos, a tu público, pero lo llevo bien”. Y es que en la vida no se puede tener todo. O quizá si. Lolita aún no ha perdido la fuerza ni la esperanza.

Últimas noticias