tras la enfermedad de su hijo Álex

Descubrimos cómo han sido las vacaciones de Alessandro Lecquio en su verano más difícil

Alessandro Lecquio
Alessandro Lecquio vive su verano más difícil / Gtres

El colaborador de 'El programa de Ana Rosa' se refugia con su familia en Galicia

Su hijo, Álex Lequio, continúa en Nueva York junto a Ana Obregón

No está siendo un verano fácil para Alessandro Lecquio. El colaborador de “El Programa de Ana Rosa” ha visto cómo su tranquilidad quedaba tocada en los últimos meses a causa de los problemas de salud de su hijo Álex. El joven lleva desde el mes de abril en Nueva York recuperándose del cáncer que padece.

Desde que se conoció la noticia todo ha sido hermetismo, tanto el conde italiano como la actriz Ana García Obregón han llevado hasta el momento el tema de la dolencia de su hijo en la más estricta intimidad y discreción. Son momentos complicados y han preferido permanecer al margen de especulaciones.

Ana no se ha despegado de su hijo. Su prioridad es estar a su lado en todo momento hasta que, según las palabras de la coprotagonista de “Bolero”, “termine esta pesadilla” que “será muy pronto”. Alessandro, por su parte, ha viajado a España para reencontrarse con su esposa, María Palacios, y la hija de ambos, Ginevra Ena. La familia al completo ha viajado hasta Galicia, para pasar unos días de vacaciones.

Galicia es el auténtico refugio del colaborador. Los suegros de Lecquio alquilan todos los años la misma casa en la playa de Prado, muy cerca de Patos. Según cuentan a Look testigos presenciales, es fácil ver al aristócrata pasear por las playas cercanas, así como hacer deporte o ir él mismo a hacer la compra a un conocido supermercado gallego.

Sin ir más lejos, hace apenas unos días, fue visto almorzando en la localidad de Beluso junto a su esposa y el artista José María Barreiro, gran amigo de la pareja. Con el pelo más corto que de costumbre y más delgado, se le vio, según cuentan a este digital, algo más animado. Parece que poco a poco, las noticias en torno al estado de su segundo hijo son más tranquilizadoras.

Momentos de ocio y tranquilidad

Alessandro Lecquio lleva veraneando en Galicia desde que conociera a su segunda esposa, María Palacios, hace casi 20 años. A diferencia de otros puntos de la geografía española en los que era más habitual verlo, como las Islas Baleares, en tierras gallegas su presencia pasa bastante desapercibida.

Alessandro Lecquio y María Palacios
Alessandro Lecquio y María Palacios en Beluso, Pontevedra, en agosto de 2017 / Gtres

De vez en cuando le reconocen, principalmente en el mercado de Nigrán. Las señoras se le acercan y con mucho cariño le piden un beso o una foto. Alessandro lo lleva con total normalidad e incluso lo agradece. Estos días de asueto muchos fueron los que le dieron ánimos para su hijo Álex. Amigo de la polémica, dice quien le conoce bien que las muestras de cariño en estos momentos le reconfortan mucho. Galicia ha sido, sin duda, un gran acierto. Pronto volverá a los platós de televisión para seguir alegrando las mañanas y, cómo no, sembrando polémica con su ironía e incorrecciones.

Últimas noticias