La colaboradora se sincera

Mila Ximénez habla en su momento más angustioso: “Podrían haberme matado”

Mila Ximénez
Mila Ximénez confiesa haberse sentido amenazada/ Gtres

Los meses más complicados de Mila Ximénez

El último año ha sido muy complicado para Mila Ximénez. La colaboradora de ‘Sálvame’ ha contado en su revista de cabecera, Lecturas, que el fracaso empresarial y la decepción personal han marcado su día a día en los últimos meses. La exmujer de Manolo Santana se sincera y narra cómo ha vivido la encarcelación de la que fue su gran amiga Mónica Gil Manzano, más conocida como ‘la estafadora de los famosos’, y la turbulenta experiencia empresarial que ha vivido con la venta de su primera línea de bisutería.

“Me produce náuseas pensar que la he tenido en mi casa. He vivido con un monstruo que no conozco. He pasado del odio a tener procesos de miedo“, dice Mila respecto a su examiga, con la que mantenía una relación “como de familia”. La periodista dice sentir cierto temor cuando piensa en el tipo de personas con las que ha tenido contacto a través de Mónica Gil, un asunto que la sigue atormentando: “¿Con que tipo de gente me he relacionado? No los conozco, pero saben que era amiga mía. No tengo caras, pero ellos sí que tienen la mía. Lo que no conozco es lo que me quita el sueño”. Según relata la colaboradora de ‘Sálvame’ ella misma arremetió públicamente contra algunas personas a petición de la denominada ‘estafadora de los famosos’, un hecho que le podría haber costado muy caro: “Podrían haberme matado”, considera Ximénez.

Mila Ximénez
Mila Ximénez en la presentación de su línea de joyería/ Gtres

El fiasco de su negocio de joyas

No solo el nombre de Mónica Gil ha atormentado a la sevillana en los últimos tiempos. Mila Ximénez ha visto como su proyecto empresarial, dedicado a la venta de joyas, se ha visto evocado al fracaso por la supuesta ‘mala praxis’ de su socio. “Puse toda mi ilusión en este proyecto con un señor -Gustavo Mariaro-, me impliqué mucho, participé en el diseño de los collares y los promocionaba en todos los programas y en mis redes sociales. Pero nunca había beneficios, hasta que decidí que si no había beneficios se acabó”, asiente la colaboradora y añade: “La decepción con este tipejo ha sido muy grande. Me utilizó para que le diera publicidad”.

Pese a este últimos varapalo Mila no quiere entrar en un litigio legal contra el que era su socio, y es que tras calmar su ira ahora tan solo quiere olvidarse del malogrado proyecto. “Primero tuve rabia, después sentí absoluto desprecio y lejanía”, afirma la periodista que ahora está dispuesta a emprender otro camino: “Diseñaré complementos para galgos con mensajes como ‘No me abandones’. También voy a hacer teatro, Jorge siempre me ha animado”, confiesa la veterana colaboradora de ‘Sálvame’. Un nuevo rumbo en el que espera volver a encontrar la serenidad que tanto ha añorado en los últimos meses.

Últimas noticias