su concierto está en el aire

Julio Iglesias y el misterio de Uzbekistán: ¿Qué ocurre con su reaparición artística?

Julio Iglesias
Julio Iglesias en un fotomontaje de LOOK

Julio Iglesias tiene previsto un concierto en el país asiático envuelto en misterio

Javier Santos sigue adelante con su demanda de paternidad y estaría dispuesto exhumar el cuerpo de Papuchi

Julio Iglesias (74) está ‘desaparecido’ desde hace algunos meses. Ni el escándalo de paternidad del aclamado artista ni tampoco los rumores sobre su salud han provocado que de un paso al frente públicamente y abandone su retiro. Sin embargo, hay un motivo por el que de nuevo se subirá a los escenarios: la gira que celebra sus bodas de oro como cantante. Él mismo fue el encargado de anunciar a bombo y platillo los cuatro destinos en los que festejaría este feliz acontecimiento y todos ellos quedaban lejos de nuestras fronteras. Sus seguidores podrían disfrutar de su música en Tashkent (Uzbekistán), Dubai (1 y 2 de octubre), Tel Aviv (6 de octubre) y Moscú (17 de octubre) hasta que uno de estos conciertos ha desaparecido sin dejar rastro en sus redes sociales. La periodista Pilar Eyre ha sido quien ha hecho saltar la liebre en Lecturas: “A pesar de que su presencia en Uzbekistán había generado gran expectación, el concierto ha desaparecido de su programación”.

Estaba previsto que Julio cantara el 10 de septiembre en el estadio Istiqlol, pero esta fecha solo permanece señalada en el calendario de la página oficial de Julio Iglesias. Pese a que este digital ha tratado de ponerse en contacto con el recinto en el que Julio Iglesias se convertiría en el absoluto protagonista esa noche, es imposible obtener respuesta sobre esta repentina bomba de humo. No se conocen las razones de su desaparición y tampoco se pueden obtener entradas del mismo cuando se intentan adquirir en diferentes páginas. Sí, sin embargo, las de sus otros conciertos a la venta por precios que van desde los 65 euros a los 514 euros. No al alcance de todos los bolsillos.

Gracias por tantísimo cariño. Mi eterno agradecimiento y cariño para todos.

A post shared by Julio Iglesias (@julioiglesiasofficial) on

Aunque este silencio, el que gira en torno al estadio, no es el único que impera en todo lo que rodea sus nuevos proyectos. Su representante, Juan Velasco, no ha accedido a despejar las incógnitas que este medio le planteaba sobre el futuro más próximo de Julio y concretamente a qué se debía la más que posible suspensión de su concierto en Uzbekistán.

Y es que lo cierto es que, de momento, el cantante no ha anulado esta actuación, pero son muy pocos los que conocen qué sucederá el 10 de septiembre, fecha que debía ser el pistoletazo de salida de su gira. Una gira millonaria por la que, tal y como reveló su entorno a ABC se embolsaría una cifra más que cuantiosa: “Este tipo de artistas no son de los que se presten a actuar en un cumpleaños o una boda, salvo que les paguen 2 o 3 millones de euros. Te aseguro que hay cifras que no se niegan ni a Julio ni al mismísimo Elton John”. 

Julio Iglesias
Julio Iglesias, en una imagen de archivo / Gtres.

Mientras algunos atribuyen razones médicas a su ausencia, Julio prefiere seguir en un discreto segundo plano. No atiende llamadas telefónicas ni realiza entrevistas que le sitúen de nuevo en la palestra pública que tantas veces le ensalzó. Pero lo más alarmante es la distancia que ha decidido mantener con sus amigos, quienes ni siquiera han logrado contactar con el artista.

Tiempos difíciles

A pesar de que ante su entorno Julio Iglesias parece despreocupado por el escándalo de paternidad de Javier Santos, este jueves se conocía un paso más que podría alertar al artista en esta batalla legal. Así lo aseguraba el abogado de Javier, Fernando Osuna, a través de un escrito en el que defendía que si Julio no se presenta para someterse a las pruebas de paternidad en los próximos meses, el juez le declarará en rebeldía y confirmará que Javier es su hijo biológico.

No obstante, el letrado tratará de tener una prueba de ADN que lo certifique mediante tres supuestos: comparando el ADN de su cliente con el de los hijos reconocidos, con el del hermano del cantante o bien con el del progenitor de Julio Iglesias. Para esto , habría que desenterrar a Julio Iglesias Puga, mundialmente conocido como Papuchi. “En caso de haber sido incinerado, solicitamos al Hospital Clínico San Carlos de Madrid, donde falleció, si existen restos cadavéricos conservados del mismo por cualquier motivo (análisis, autopsias, muestras conservadas en parafina o formol, etc) para que fueran comparados con el ADN de mi mandante”, se puede leer en el escrito presentado ante el juzgado este jueves 23 de agosto. Y si echamos la vista atrás en la hemeroteca el propio Papuchi confesó en su momento ante las cámaras del programa Pecado Original que había congelado su semen. ¿Será esta prueba la que suponga el final de esta batalla?

Últimas noticias