'Sálvame'

Kiko Matamoros: “Mi hija Laura me ha dicho que lo arregle con Makoke”

Kiko Matamoros
La reacción de los hijos de Kiko Matamoros al conocerse la noticia de su separación de Makoke / Gtres

El colaborador ha desvelado en 'Sálvame' la reacción de sus hijos ante la noticia de su separación de Makoke.

La guerra familiar que Kiko Matamoros siempre ha mantenido con los hijos que tuvo con su primera mujer, Marian Flores, alcanzó hace unos tres años otra dimensión con la entrada en escena de Makoke, la nueva enemiga de los hermanos Matamoros Flores. La participación de Laura en Gran Hermano Vip hizo públicos todos los problemas y dio visibilidad a una rivalidad con la mujer de su padre casi mayor que la que mantenía con su progenitor.

[Kiko explica los motivos de su ruptura con Makoke y avisa: “No me voy a quitar a la alianza”]

El deseo de Laura y su hermano Diego siempre fue que su padre rompiera con Makoke, quien creían que era una mala influencia para él, y por eso ahora, con la sorprendente ruptura del matrimonio, hay quien piensa que los hermanos Matamoros no están tan apenados como el colaborador. Sin embargo, Laura, con la que Kiko ha limado asperezas y a la que está mucho más unido desde hace un tiempo, no se ha alegrado en absoluto por el divorcio. “Laura lo sabía (se refiere a la ruptura) desde el principio y me ha dicho que intentara arreglarlo. ¡Angelito! Pero no, no se puede pegar un jarrón chino”, ha confesado Kiko Matamoros en Sálvame este miércoles.

Kiko Matamoros
Kiko Matamoros abraza a su hija Laura en la final de Supervivientes 2017 / Gtres

Cuando algunos de sus compañeros le han preguntado por otro de sus hijos, Diego, el semblante le ha cambiado y no ha disimulado su enfado. “Si se alegra o no me da igual. A mí que me llamen ahora no me vale. No admitiría una reconciliación por haberme divorciado de Makoke”, ha sentenciado Matamoros.

La crisis de 2009

Tras un vídeo realizado por el programa que repasaba todas las crisis del matrimonio Matamoros, Kiko no ha tenido reparos en reconocer que casi siempre eran por su culpa. Hace hincapié en una gran crisis, la de más relevancia, la que tuvieron en 2009 como consecuencia de algunos comportamientos inapropiados por parte del colaborador. “Tuvimos varios desencuentros por actitudes mías. A mí se me va la cabeza. Salgo y no encuentro el camino de vuelta. Yo salía y podía estar días sin aparecer. Entonces estuve durmiendo fuera de casa un tiempo porque ella no me abría la puerta, pero yo sabía que aquello se superaría y se salvaría la relación y así fue”, ha recordado Kiko entonando el mea culpa.

Últimas noticias