la diseñadora cumple 58 años

La felicitación sorpresa de Cósima Ramírez que dejará boquiabierta a Ágatha Ruiz de la Prada

Ágatha Ruiz de la Prada
Ver Galería
Ágatha Ruiz de la Prada cumple 58 años

Aunque su exitosa carrera profesional permitiría a Ágatha Ruiz de la Prada, obtener cualquier capricho que pasara por su cabeza, hay un regalo que todavía no ha podido conseguir. Ni siquiera a lo largo de todos los cumpleaños que ha celebrado siendo un personaje público. Ahora LOOK ha tratado de hacerlo realidad, sorprendiendo a la diseñadora con una dedicatoria pública de alguien que hasta el momento había preferido felicitar a la empresaria en la intimidad. Mientras la diseñadora reunirá a su círculo más cercano en tan solo unas horas para soplar este domingo 58 velas en el que ha sido, sin duda su año más loco, alguien de su entorno ha querido gritarle a los cuatro vientos todo lo que significa para ella a través de este digital. Esa persona no es otra que su hija, Cósima Rámirez, con quien mantiene una magnífica relación. “He de admitir que tengo una suerte enorme teniendo una madre tan maravillosa y color arcoíris como la que tengo. Gracias a ella disfruto de una complicidad con las flores, las estrellas y las nubes que agradezco todo los días. Gracias a ella la vida es un juego y yo la reina de los mares“, comienza diciendo la carta de Cósima.

[Su pasión por comer bichos, sus ‘ligues’ y el look para conocer al Papa: las confesiones de Ágatha Ruiz de la Prada a Belén Esteban]

Cósima Ramirez Ágatha Ruiz de la Prada
Ágatha Ruiz de la Prada y Cósima Ramírez en una imagen de archivo /Gtres

“Conozco a pocas madre tan mágicas como la mía. Es un grandísimo ejemplo como mujer guerrera e indomable soñadora. No la cambiaría por ninguna otra madre (por mucho que haya bromeado sobre el asunto en el pasado). Ella es insuperable entre reinas de corazones”, añade la joven. Cósima se muestra ilusionada con este modo tan original de felicitar a su progenitora, esa que tanto ha apoyado durante una de sus épocas más difíciles. Ni ella ni su hermano Tristán han dejado de estar al lado de esa mujer que pigmenta de color cualquier lugar que pisa y que batalla contra el negro incluso en su estado de ánimo. Estas dos premisas han acompañado a Ágatha en cada uno de sus momentos vitales, sobre todo, cuando su mundo se vino abajo hace dos años. La diseñadora y el periodista Pedro J. Ramírez decidieron divorciarse y a partir de ese momento comenzó su revolución. Y es que, pocos imaginaban que la empresaria acabaría protagonizando un ‘Sábado Deluxe’ en el que incluso habló de sus gustos sexuales. “Tengo ganas de un novio maravilloso. Eso sí, no tengo ganas de sexo ni soy nada viciosa”, confesó Ágatha.

[Nos colamos en el backstage del desfile de Ágatha Ruiz de la Prada]

Ágatha Ruiz de la Prada
Ágatha Ruiz de la Prada junto a Luismi Rodríguez /Gtres

Una voluntad que materializó al convertirse en una de las usuarias de una aplicación de citas para mayores de 50 años. Sin embargo, encontró el amor de pura casualidad al coincidir con Luismi Rodríguez en el cumpleaños de la letrada Teresa Bueyes, y tan solo un mes y medio después, confesó su amor hacia él en ‘Viva la vida’: “Lo reconozco. Estoy enamorada de Luismi”. No solo unidos por el reciclaje, sino mucho más allá. “Él sabe mucho de señoras. Es muy simpático y recicla muy bien. Para mí eso siempre ha sido una obsesión. A mi ‘chatarrero’ me pone, no pasa nada por decirlo. A él le digo que no debería molestarle que le llamen así porque es sexy”, dijo entonces. Confesiones que se suman a las que hace tan solo unas semanas reveló en la sección ‘Belén a bordo’, donde comentó su obsesión culinaria por los insectos.”Soy una loca de los chapulines”, afirmaba la diseñadora antes de explicar que son unos saltamontes que se consumen en México, y aventuraba que “en el futuro comeremos eso. Los insectos son muy buenos para la salud”.

Sin embargo, estos instantes no son los únicos que permanecerán en la memoria de sus seguidores. Muchos recordarán a Ágatha, ataviada con un burka el día que fue a firmar su divorcio. “Desde el mismo momento en que me dijo que quería separarse, ya no quise verle nunca más, por eso llevé un burka que me habían traído de Afganistán”, explicó la diseñadora. ¡Visita nuestra galería para descubrir todos los momentos de su año más diferente!

Últimas noticias