Toros

Jesulín de Ubrique, un regreso que costó “años de ser pesado”

Jesulín de Ubrique
Jesulín de Ubrique, en plena faena / Gtres.

“Me costó años de ser pesado”, comenta entre risas Maximino Pérez, el empresario taurino que ha conseguido el regreso de Jesulín de Ubrique a los ruedos. “Casi tres o cuatro años” en los que cada vez que se veían, Pérez le insistía. Pero Jesús Janeiro no tenía interés. Ambos mantienen una relación de amistad de años de recorrido. Esa confianza le permitió decirle la frase que acabaría por calar hondo al torero: “Lo que no hagas con 44 años no lo harás más tarde, que sea ahora”. Pese a una tímida respuesta inicial, el torero confirmó que lo valoraría, la semilla estaba sembrada. Será en la Feria Taurina de San Julián, en la plaza de toros de Cuenca, el próximo 19 de agosto.

Y es que para Jesulín de Ubrique se trata de “un día especial”. De hecho, tal y como confirma Maximino Pérez, el torero se encuentra en una forma física excepcional. “Entrena todos los días”, algo que el de Ubrique no hacía ni en el momento de más auge de su carrera. Para Maxitoro, la empresa que ha gestionado su regreso, no hay ningún tipo de duda sobre su actuación. “Es la máxima figura del toreo”, contesta Pérez, el cual ve en su edad y etapa actual el momento perfecto para esta vuelta puntual a los ruedos.
“Le noto demasiado acelerado”, comenta en tono de risa Maximino. Pero sin nervios, sólo “con ganas de que llegue el momento”.

No preocupa para nada el gran parón de Jesús Janeiro y su periodo de inactividad. “Este sabe torear…” sentencia el empresario. Durante los últimos años, Janeiro sí ha participado en diversas corridas de corte benéfico así como en festivales. ¿Podría suponer este regreso una vuelta definitiva a las plazas de toro? “No creo, esta será la última corrida de toros de Jesús”, responde Maximino Pérez. Ahí comparte cartel con Juan José Padilla y Cayetano Rivera Ordoñez, dos de los toreros más en forma de la actualidad. Esta competencia no será impedimento para Jesulín de Ubrique, según el empresario taurino, “torear es como conducir, nunca se olvida y menos él”. El torero regresa en una plaza de sobra conocida para él, en la que ha salido a hombros en varias ocasiones. Un punto final para la carrera de Jesús Janeiro, el torero más taquillero de las últimas décadas. La duda estará en la grada, donde todavía no se sabe si su mujer, María José Campanario, acudirá a ver la faena debido al proceso de recuperación que sigue para su fibromialgia.

Jesulín de Ubrique
Jesulín de Ubrique, en la grada para ver a su hermano torear / Gtres.

El famoso spot

“Podíamos haber anunciado su regreso en una rueda de prensa, llamar a todos los medios, pero había que hacerlo así”, dice, orgulloso de su creación, Maximino Pérez. “Es filmado por aficionados, casi grabado con móviles”, comenta sobre el vídeo que ha generado cierta polémica. En el spot, una clara parodia de la saga de películas Rocky, Jesulín de Ubrique anuncia su regreso a los ruedos entrenando en las calles de Cuenca y en algunos de sus lugares más emblemáticos. Al no ser un vídeo de alta factura técnica, muchos han optado por criticarlo. Para sus creadores “todo ha salido bien, tenía que ser casero”. “Jesulín estaba más suelto que ninguno”, comenta Maximino Pérez. Cuando se realizó el casting, nadie de los noveles actores sabía cuál sería el motivo del anuncio. De momento se han emitido dos vídeos promocionales, queda todavía uno que se emitirá la próxima semana. Pero Maximino avisa: “Tenemos una gran cantidad de tomas falsas”.

Últimas noticias