entresijo legal

La carta que Toño Sanchís todavía puede jugar para preservar su casa

Toño Sanchís y Belén Esteban
Toño Sanchís y Belén Esteban en un fotomontaje de LOOK

No está todo perdido. Las cosas se han puesto difíciles para Toño Sanchís. La justicia le ha dado la razón a Belén Esteban y él debe pagarle los 465.322 euros que le reclamaba desde el principio, más las costas del proceso, lo que aumenta la cifra hasta casi 600.000 euros. El representante debe pagar, eso es inamovible y su casa ya está embargada a favor de Belén de manera definitiva, pero ni él ni su familia la han abandonado y aún pueden dilatar mucho en el tiempo el momento de hacerlo.

Tal como se ha ido desgranando durante este largo divorcio profesional, Belén denuncia a la Agencia de Servicios Lorant S.L, cuya administradora única ahora mismo es Carmen Romero, la hermana de Lorena, mujer de Toño Sanchís. Pero no siempre fue así, con anterioridad era la misma Lorena la que aparecía ocupando este cargo, a pesar de que ella dedica sus días a cuidar de sus cuatro hijos y su casa. Y precisamente en este último punto estaría la clave para que la familia Sanchís Romero pudiera continuar su día a día en el chalé de Villanueva del Pardillo.

Toño Sanchís y su mujer Lorena Romero
Toño Sanchís y su mujer Lorena Romero en diciembre de 2017 / Gtres

Legalmente, una propiedad pertenece a la persona física o jurídica a cuyo nombre está registrada. Por ello, la casa de Toño y Lorena no le pertenece ni a él, ni a ella, le pertenece a Agencia de Servicios Lorant S.L y por tanto podrían alegar que ni ellos, ni ninguno de sus cuatro hijos, son parte de esta causa entre la empresa y Belén. Por tanto, no tienen por qué verse afectados por el hecho de que la vivienda tenga que entregarse o subastarse.

Así lo explica Susana Álvarez, abogada de Legalitas, experta en embargos: “Si yo fuera abogada de Toño lo que haría sería solicitarle al juez que se celebrase la vista en relación con la posesión de la vivienda para, quizá, terminar presentado una nulidad de actuaciones porque se habría realizado todo el proceso sin escuchar a las personas que ocupan la vivienda, que son consideradas un tercero en esto, no son ninguna de las partes afectadas directamente. De esta manera lo que podría conseguir es algo más de tiempo antes de tener que entregar la casa”.

Belén Esteban y Toño Sanchís
Belén Esteban y Toño Sanchís en una imagen de archivo / Gtres

Por tanto, la abogada consultada afirma que siempre que se hace un embargo de este tipo hay que escuchar a las personas que ocupan la vivienda: “Se les notifica la ejecución del embargo para que ellos se posicionen acerca de la posesión de la vivienda porque puede que tengan un título que les acredite ocupar la vivienda, aun cuando el embargo ya se hubiera realizado”.

Atendiendo a este entresijo legal, Toño Sanchís podría ganar algo de tiempo para tratar de encontrar una forma de reunir la cantidad que debe pagar a su exrepresentada sin tener que pasar por el duro trance de desprenderse de su vivienda. Belén Esteban, por su parte, tiene bastante claro que, puedan o no seguir viviendo en ella, la casa ya es prácticamente suya. “Me puedo hacer un reportaje hasta en el jardín si me da la gana” decía en su última entrevista en la revista Semana, y es que no cree que Toño pueda reunir el dinero sin entregarla. “Yo estoy con que no lo tiene”, afirma sin que le tiemble la voz. Con toda seguridad seremos testigos de cuál es el siguiente paso en esta guerra sin cuartel. Seguiremos informando.

Últimas noticias