Histórica saga

Lola Flores contra Hacienda: su familia cuenta cómo lo vivió

Lola flores
Lola Flores, la vida de una artista / TVE.

Lola Flores vivió uno de los momentos más duros de su carrera cuando Hacienda se cruzó en su camino. El motivo fueron los años, desde 1982 hasta 1985, en los que la artista no hizo la declaración de la renta. El programa ‘Lazos de sangre’ de TVE dedicó su segundo programa a la saga de los Flores. Lolita, hija mayor de Lola Flores, intentó explicar cómo afecto esta crisis a la familia. “En su pensamiento no estaba robar, ni en su mano blanquear”, comentó la también artista Lolita, “lo que hizo fue no pagar lo que tenía que pagar; mantenía a mucha gente…”. Y es que, según su hija, Hacienda quiso utilizar a su madre para dar ejemplo ante la sociedad española: “Si paga Lola Flores, tienen que pagar todos los demás”.

[Lazos de sangre: Alfonso Díez abre su corazón en su primera entrevista tras la muerte de la duquesa de Alba]

Para poder hacer frente a la millonaria cifra a la que ascendía su fianza, la familia tuvo que malvender pisos y demás bienes inmobiliarios. Pese a ser absuelta en 1989, el ministerio de Hacienda recurrió la sentencia. Lola Flores tenía que pagar 28 millones de pesetas o ingresaría en prisión. De esa situación nació una de sus frases más conocidas y que marcó un antes y un después en la sociedad española: “Muchas veces pienso si una peseta diese cada español, pero no a mí, a donde tuvieran que darla… Saldría de la deuda”. Tal y como contó Lolita, dicha expresión de su madre acabó por generar situaciones desagradables para la familia de la artista. “Desde otros coches nos tiraban las pesetas”, dijo Lolita con gesto melancólico, recordando cómo su madre pasó a ser para la prensa “Lola Flores, ídolo caído”.

Lolita Flores
Lolita, durante la grabación del programa / TVE.

“Los que me han hecho daño, los políticos que me han hecho daño, serán sustituidos, pero a mí no me pueden sustituir, yo me moriré siendo Lola Flores”, así, tal a su manera, cerró Lola Flores su peor capítulo económico tras el pago de la deuda y la puesta al corriente de sus obligaciones fiscales.

El drama de los Flores

Si algo crujió en la familia fue la enfermedad de su madre. Lola Flores convivió más de veinte años con un cáncer de pecho que finalmente no pudo superar. Dos meses antes de morir la cantaora grabó el programa ‘Ay, Lola, Lolita, Lola’, demostrando ser una artista hasta el final. Pero, como Lolita comentó, el verdadero drama fue la muerte de su hermano Antonio Flores 15 días después del fallecimiento de su madre.

“Yo quería matarme sin mi hermano. Él era más de arriba que de abajo”, dijo emocionada pero entera Rosario Flores al hablar de la muerte de Antonio. Unas duras declaraciones que relatan lo unidos que estaban: “Sin él yo me volví loca, pero a los ocho meses me quedé embarazada y se me acabó el destrozarme y el maltratarme”.

Una sobredosis de barbitúricos y alcohol fueron el motivo del fallecimiento del artista, que se encontraba sumido en una depresión tras la muerte de su madre. “Se murió de amor porque uno también se muere de eso. El amor es así, es incomprensible”, afirmó Lolita durante el programa.

El futuro de la familia

Pese a todo, unidos, la familia Flores salió adelante. Y lo hizo como la sangre se lo pedía, como artistas. Rosario Flores probó en la interpretación y acabaría destacando en la canción. Tan polifacética como su hermana, Lolita triunfó en la música y llegó a ganar un Goya como mejor actriz revelación por ‘Rencor’.

Los benjamines de la saga Flores también se dedican a las artes. Elena Furiase, hija de Lolita, que espera su primer niño, es actriz. Como también lo es su prima, la hija del fallecido Antonio Flores, Alba, que ha ganado mucha popularidad con la serie ‘La casa de Papel’. Una familia que ha marcado la cultura en España. Con Lola y Antonio González ‘El Pescailla’ empezó todo, nadie sabe dónde está su techo.

Últimas noticias