'Belén a bordo'

Su pasión por comer bichos, sus ‘ligues’ y el look para conocer al Papa: las confesiones de Ágatha Ruiz de la Prada a Belén Esteban

Su pasión por comer bichos, sus ‘ligues’ y el look para conocer al Papa: las confesiones de Ágatha Ruiz de la Prada a Belén Esteban
Ágatha Ruiz de la Prada se confiesa con Belén Esteban / Gtres

Hace poco más de un mes que saltaba a los titulares el que parece ser el romance del verano: Ágatha Ruiz de la Prada y Luis Miguel Rodríguez, popularmente conocido como ‘El Chatarrero’, habían pasado a ser algo más que amigos. Una relación que con el paso de las semanas se va consolidando, pero de la que nada se sabía cuando se montó en el coche de Belén Esteban para hablar de lo divino y lo humano. Quizá por ello sea aún más sorprendente este ‘noviazgo’, después de escucharla junto a la conductora de ‘Belén a bordo’ describiendo cómo han sido sus ‘primeras experiencias amorosas’ tras el divorcio de Pedro J. Ramírez.

“Estoy flipando con los guapos”, aseguraba la diseñadora de los corazones mientras paseaban en coche por Paracuellos del Jarama, a lo que añadía que tiene “una horquilla enorme” a la hora de fijarse en los hombres. Sin embargo, a pesar de ser la imagen de una aplicación de contactos para mayores de 50 años, Ágatha Ruiz de la Prada reconocía que lo de las citas es algo totalmente nuevo para ella, a diferencia del “innombrable”, de quien cree que nunca ha perdido la práctica.

Dardos a su exmarido a un lado, Ágatha ha explicado que quería que sus hijos fueran músicos, y ello explica sus originales nombres, Tristán y Cósima, mientras deleitaba a la princesa del pueblo con sus relaciones con importantes artistas de vanguardia. Una conversación que Belén Esteban ha zanjado con una afirmación contundente: “Pues a mí me encanta Maluma”.

Ágatha Ruiz de la Prada y Belén Esteban
Ágatha Ruiz de la Prada y Belén Esteban en ‘Belén a bordo’ / Mediaset

Arriesgada con la comida

Otra de las confesiones de Ágatha Ruiz de la Prada que más ha llamado la atención ha sido su gusto por comer bichos. “Soy una loca de los chapulines”, afirmaba la diseñadora antes de explicar que son unos saltamontes que se consumen en México, y aventuraba que “en el futuro comeremos eso. Los insectos son muy buenos para la salud”.

Pero si algo le hace ilusión a Ruiz de la Prada es su próxima visita al Papa Francisco. “Voy a ir a ver al Papa, me cae de miedo”, revelaba Ágatha a Belén, aunque hay una ‘prohibición’ que va a deslucir este encuentro. “No se pueden utilizar colores que lleve el clero, así que para no arriesgarme tendré que ir de negro”, decía resignada la diseñadora de los mil colores. Sin embargo, muy en su línea, se quedaba con lo positivo de este encuentro con el pontífice: “A ver si consigo una foto para mi Instagram”.

Últimas noticias