Uña y carne

Álex Lequio, el ojito derecho de Ana Obregón

Ana Obregón, Álex Lequio
Ver Galería
Galería: el mejor álbum familiar de Ana Obregón y su hijo Álex / Gtres

Puede que Ana Obregón esté viviendo uno de los momentos más complicados de su vida. La salud de su hijo, Álex Lequio, parece haberse convertido en motivo de preocupación tras su visita a un centro médico neoyorquino. Desde que viajasen a la gran manzana no se ha separado de él ni un solo segundo y se ha convertido en su mejor apoyo. Ana ha renunciado a su vida laboral y personal por estar al lado del joven, trasladando su residencia a la ciudad de los rascacielos tanto tiempo como haga falta. El resto de cosas son banales cuando un hijo necesita de su madre y eso es algo que la Obregón ha comprendido a la perfección.

Es verdad que Álex es hijo único y quizá eso aumenta el nivel de proteccionismo del que goza. Ahora han formado un tándem inseparable, aunque ha tenido que lidiar con las ansias de libertad que Lequio jr. tenía desde pequeño: “Es súper independiente, la primera palabra que dijo fue ‘papá’ y la segunda ‘yo solito’. Antes que ‘mamá’”, revelaba Ana hace algunos años en una entrevista. Su instinto de madre ha salido a relucir más de una vez: “Cuando viene a casa me esmero por él para que luego me eche de menos”, le confesaba a la revista ‘Love’.

Ana Obregón
Ana Obregón y su hijo / Gtres

Hace cuatro años tuvo lugar un hecho muy anecdótico. En la inquietud por triunfar que siempre ha demostrado el hijo de Alessandro Lequio, creó un rap para defender a su madre de las fuertes críticas que recibía siempre. Un gesto que ella agradeció: “A ningún hijo le gusta que hablen mal de su madre. Hay mucha gente que se ha pasado mucho conmigo y mi hijo lo ha vivido, no ha sido una situación fácil, crear este rap es una forma de decir que os habéis pasado conmigo. Él está en contra de los medios que han insultado a su madre, no de todos”, dijo la bióloga.

Una química insuperable

Muchos momentos, recuerdos y vivencias que dejan patente que entre ellos hay una conexión muy especial. Todos los esfuerzos realizados por su pequeño no han sido en balde y por mucho que toque sufrir ahora tiene la convicción de que pronto tocará sonreír.

Este jueves Álex Lequio vuelve a Madrid por motivos profesionales y está por ver si estará acompañado por su madre. Tampoco se sabe si esta visita significará que el emprendedor ha terminado el tratamiento que estaba recibiendo en Nueva York o si, por el contrario, cogerán un avión de vuelta.

Si quieres ver los momentos más entrañables entre madre e hijo, no te puedes perder nuestra galería.

Últimas noticias