en su momento más delicado

El nuevo proyecto profesional que Álex Lequio lanzaba mientras recibía tratamiento en Estados Unidos

Álex Lequio
Álex Lequio ha seguido emprendiendo desde Estados Unidos

Dice Alessandro Lequio que su hijo Álex quiere cumplir con sus compromisos profesionales. Este jueves 5 de julio, el joven regresa a España tras una larga estancia en Estados Unidos donde ha visitado un centro médico especializado en cáncer y lo hace para asistir a la inauguración de un restaurante cuya cadena pertenece a su red de clientes. Álex quiere estar presente, es importante para él y para su empresa y su gesto denota un sentido de la responsabilidad quizá impropio de su edad. A sus 26 años, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio es ya un emprendedor que cosecha éxitos y que además acaba de dar recientemente un gran paso profesional creando la que es su tercera empresa. Sí, a pesar de estar sometiéndose a un tratamiento de salud al otro lado del charco, Álex Lequio ha sacado tiempo y, sobre todo, ilusión para emprender un nuevo proyecto.

Se trata de la empresa Lienzos y Dardos Ibérica S.L., una compañía que se inscribió en el Registro Mercantil el pasado 31 de mayo y en la que Álex figura como consejero delegado. Tal y como figura en el citado registro, esta empresa se dedica “a la venta al por menor y por internet de muebles, camas y colchones, además de impartir técnicas de relajación aplicadas al uso de esos muebles”. Este es el ilusionante proyecto que acaba de crear el joven y en el que de nuevo vuelve a estar acompañado por los que también son sus socios en sus otras dos empresas, Blend Solutions, dedicada al comercio electrónico de relojes, y Polar Marketing, donde presta servicios de marketing digital.

Álex Lequio
Álex Lequio junto a sus padres en marzo de 2017 / Gtres

Antes de marcharse a Estados Unidos para visitar el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, Álex Lequio ya barruntaba la posibilidad de inscribir esta empresa, que se había empezado a gestar en enero de este año. El hijo de Ana Obregón es un apasionado de su trabajo y en él vivía volcado hasta su marcha a Estados Unidos. “Yo me levanto cada mañana para perseguir un sueño, no para ir a una oficina”, decía el joven en una entrevista para NewFm hace ahora dos años. Por entonces, con solo 23, ya dirigía su emblemática Polar Marketing que tantas satisfacciones le ha dado. Por este proyecto, de hecho, va a viajar a España este 5 de julio a pesar de que seguramente no sea el mejor momento para enfrentarse a esos medios de comunicación que han seguido con expectación su paso por la Gran Manzana.

Pero Álex está más ilusionado que nunca, prosigue con sus proyectos y su faceta empresarial sigue activa, como las empresas que gestiona. Desde que terminó sus estudios ha vivido volcado en su trabajo y, de hecho, así lo ha reconocido la propia Ana en más de una entrevista en la que se ha quejado de lo poco que veía a su hijo. “Se pasa el día trabajando en la oficina”, se lamentaba.

Álex Lequio
Álex Lequio junto a su novia Francisca González el pasado verano en Mallorca / Gtres

Ahora parece que ni sus problemas de salud pueden frenar el tesón y el entusiasmo de un chico que, pese a haber podido beneficiarse de sus apellidos, se ha labrado su propia carrera con unos éxitos inversamente proporcionales a sus años de experiencia. Lienzos y Dardos Ibérica S.L. es solo su último proyecto lanzado por Álex desde Estados Unidos y al que, de seguir así, le sucederán muchos más.

Últimas noticias