Enemistad entre reinas

Duelo de Misses: El gran ‘zasca’ de Eva González a María Jesús Ruíz

Eva González y María Jesús Ruíz
Eva González entregando la corona de Miss España a María Jesús/ Gtres

Corría el año 2004 cuando las vidas de María Jesús Ruíz y Eva González se cruzaron entre sí. La sevillana entregaba en Marina D´or la corona de Miss España a su sucesora, la representante de Jaén, que automáticamente ocuparía su puesto. Desde ese momento ambas comenzarían una ‘guerra’ donde en un primer momento Eva salió perdiendo. Tras ganar el concurso María Jesús Ruíz desalojó a la sevillana del piso madrileño que la organización ponía a disposición de la ganadora. Un gesto que no gustó nada a la ahora esposa de Cayetano Rivera.

Eva González y María Jesús Ruíz
Eva y María Jesús tuvieron que acudir juntas a multitud de actos públicos durante el año de reinado de la jienense/ Gtres

Las diferencias entre ambas se dejaron entrever el día que María Jesús tuvo que entregar la corona a Miss España 2005, Verónica Hidalgo, en una gala a la que por supuesto también acudió González. Durante una entrevista que un reportero del mítico programa ‘Aquí hay tomate’ realizaba a la sevillana y a la nueva Miss España, las chispas entre ambas saltaron sin remedio alguno. “¿Qué consejos le das?”, preguntaba el periodista a Eva que respondía: “Pues que lo lleve con toda la dignidad del mundo, que sea una persona muy discreta, que sea…”, unas palabras que fueron interrumpidas por una exaltada María Jesús Ruíz, que se metía en el plano diciendo: “Me arrechicuelo, me arrechicuelo porque a mí me encantan las Misses”. La cara  de Eva González denotaba el fastidio que le producía el gesto que había tenido su compañera, por lo que no pudo remediar decirle lo siguiente: “¡No puedo contigo María Jesús! Va, venga”, exclamaba haciendo un gesto con el que intentaba cederle la palabra. “Termina alma mía”, respondía la de Jaén mientras que Eva terminaba su discurso: “Bueno pues nada pues yo le diría que lo lleve con muchísima discreción y que sea ella misma, y bueno ahora sí dejo a la María Jesús”.

Pese a que compartieron vivienda durante poco tiempo, las dos bellas jóvenes tuvieron que coincidir en un sinfin de actos públicos en los que se pedía la asistencia de ambas. Una relación donde su diferencia de caracteres resultó un impedimento para que terminaran llevándose bien.  La prensa digital recogió en aquel momento que entre las dos andaluzas no existía una buena sintonía, y es que mientras que en su reinado de Eva apostó por la discreción, María Jesús protagonizó desde su nombramiento algún que otro escándalo mediático. Dos mujeres muy distintas unidas por la misma corona y que el paso del tiempo las ha ido llevando por vidas muy diferentes.

Últimas noticias