El caos se adueñó del evento

Paula Echevarría, la otra víctima de su último y desastroso evento publicitario

Paula Echevarría
Paula Echevarría fue 'plantada' por la prensa/ Gtres

Hoy todos los digitales tendrían que tener entre sus noticias principales el posado de Paula Echevarría en un acto realizado por una de las marcas de la que es imagen, Pantene. Pero no. La bella asturiana vivió en la tarde del pasado jueves 21 de junio un desagradable momento profesional, y es que en el momento en el que salió al photocall se dio de bruces con la realidad comprobando que apenas había reporteros en la sala. Una situación extraña dada la nube de cámaras que Paula arrastra en cada evento al que acude. ¿Qué estaba pasando?

Los fotógrafos allí congregados decidieron abandonar el lugar a consecuencia de la larga espera a la actriz, un hecho que ha quedado reflejado en el ‘El blog del fotocol’ -un espacio frecuentado por reporteros y profesionales audiovisuales donde cuentan sus experiencias en los distintos actos-. Poco espacio, una inaguantable temperatura en el lugar, demoras de más de una hora y un trato inadecuado por parte de la organización son algunas de las denuncias que destacan en una carta abierta que han colgado en la web. “En 5 minutos llega”,”está llegando” o  “la están maquillando” fueron algunas de las excusas que fueron dadas a los fotógrafos y reporteros que, hartos de esperar, presionaban a los organizadores. “Lo siento, es lo que hay”, esta fue la única respuesta obtenida, una actitud que llegan a calificar de “irrespetuosa”.

Paula Echevarría
La representante de la actriz la exculpa de toda responsabilidad por su supuesta demora/ Gtres

Este digital ha querido saber de primera mano si realmente Paula Echevarría había sido la responsable de esa demora, por lo que nos hemos puesto en contacto con la representante de la actriz con el objetivo de aclarar lo sucedido. “Nosotros estábamos citados a las 21:00h y ellos citaron a las 20:00h a los medios, supongo que para que hicieran fotos a unas instagramers que también estaban convocadas. Dado que entrábamos a esa hora cerramos entrevistas con siete medios, entrevistas que se hicieron y que fueron calculadas para que nos diera tiempo de hacer un cambio de ropa, peinado y maquillaje”, asiente la persona que gestiona los compromisos profesionales de la asturiana. La mánager afirma “no ser las culpables” de que este hecho se haya producido y añade: “Paula jamás tiene ningún problema en posar para los medios y hablar”.

En todo momento la representante de Echevarría ha dejado clara su intención de no cargar contra Nota Bene, la agencia que gestionó el evento y que tantas críticas está cosechando. Look se ha puesto en contacto también con la empresa para conocer su versión de los hechos. “Las cosas no fueron del todo así, existieron problemas internos y ajenos a nosotros. No queremos dar declaraciones al respecto, pero sí dejar claro que nuestro objetivo fue facilitar que la prensa hiciera su trabajo”, nos cuentan desde la agencia. Sea de la manera que sea Paula Echevarría se vio inmersa en una en una incómoda situación con la prensa, algo que ha hecho que hoy no sea noticia por su vinculación con la marca de champú sino por un escándalo que podría haber hecho perder una cuantiosa cantidad de dinero a la firma de cuidado capilar.

Últimas noticias