Tras su victoria frente a Toño Sanchís

Las lujosas vacaciones de Belén Esteban: mayordomo, acceso privado y ningún niño que moleste

Belén Esteban
Ver Galería
GALERÍA: Así es el lujoso hotel en el que se ha alojado Belén Esteban

Belén Esteban ha cogido unos días de vacaciones con la intención de descansar y de celebrar su victoria en los tribunales contra su exrepresentante, Toño Sanchís. Y aunque ya esta de vuelta en Madrid, LOOK puede confirmar que su destino ha sido Tenerife y su hotel, el Gran Meliá Palacio de Isora, un hotel de cinco estrellas con todo tipo de comodidades.

Es más, no se ha alojado como cualquier huésped, lo ha hecho como los vips. La habitación que ha compartido con su pareja Miguel Marcos esta situada en la zona denominada ‘Red Level’. Esta es la parte más lujosa del resort y tiene como objetivo cumplir las 24 horas del día cualquier petición del cliente. Cuenta con acceso privado que da directamente a este exclusivo ala, con mayordomo propio y con la prohibición de acceso a niños, pues está pensado para el absoluto descanso.

Belén Esteban vacaciones
Belén Esteban ha disfrutado del Gran Meliá Palacio de Isora / Meliá

El propio hotel define el concepto Red Level como “exclusividad, lujo y privacidad. Con el servicio de más categoría de la marca Gran Meliá, te sentirás único con las atenciones que nuestro personal tiene preparadas para ti”. En esta ocasión la princesa del pueblo no ha querido escatimar, ha optado por disfrutar como una reina y no dejar nada al azar, tenía todo preparado para preocuparse únicamente de su disfrute y bienestar.

Belén Esteban vacaciones
Belén Esteban ha celebrado con una escapada romántica su batalla judicial contra Toño Sanchís / Meliá

El precio de una semana de hotel en el mes de mayo, es decir, temporada media-baja, está en torno a los 2.300 euros, aparte del vuelo de ida y vuelta y de los gastos propios de viajar. Belén no se ha ido muy lejos, pero ha encontrado el paraíso perfecto para dejarse llevar por los encantos de la buena vida y saborear el triunfo de una guerra que lleva abierta casi tres años.

Estaba todo planeado para la escapada romántica perfecta, sin embargo, a su vuelta, Belén no ha podido evitar escuchar un aluvión de críticas. Y es que han sido muchos los que se han fijado en que en las fotos que ha compartido en bikini en redes sociales no llevaba la bomba de insulina puesta. Fue ella misma, hace unos meses, la que explicó que se había colocado el medidor para controlar mejor el azúcar. ¿Se ha quitado la bomba para las vacaciones? De momento no ha dado respuesta a sus críticos seguidores.

Últimas noticias