Serena y segura

Jessica Bueno no quiere oír hablar de guerras con Kiko Rivera

Jessica Buen
Jessica Bueno, en un desfile / Gtres

El bautizo de Carlota Rivera Rosales, la segunda hija de Kiko, tuvo notables y notorias ausencias. Desde la mismísima Isabel Pantoja a sus dos hermanos, Cayetano y Fran. Pero hay una que fue especialmente sensible, sobre todo para el dj, la de su hijo Francisquito, el que tiene en común con Jessica Bueno. Con él hizo su debut como padre y para él fue doloroso no tenerle a a su lado en un día de tanta importancia. ¿Cuál fue el motivo?

Hay quien ha señalado a la madre como principal artífice de esta decisión, pero ella no quiere saber nada de artimañas ni de batallas de esta índole. Es más, hace tiempo que enterró el hacha de guerra con Kiko Rivera, por el bien de su hijo. Nunca serán buenos amigos, pero ahora la relación es, por lo menos, cordial.

-No vemos las cosas como son, las vemos como somos nosotros.-Anais Nin. 🖤

Una publicación compartida de Jessica Bueno (@jessica_bueno) el

La propia Jessica Bueno ha querido zanjar cualquier duda al respecto a través de una conversación telefónica con el portal cotilleo.es: “No he impedido que fuera al bautizo. No hay que buscar culpables, no los hay en ninguna de las dos partes”. Una manera de dar carpetazo al asunto con serenidad y lógica, pero también con rotundidad.

Una decisión comprensible porque le ha costado muchísimo rehacer su vida y entrar ahora al trapo significaría un paso atrás. Jessica es absolutamente feliz en Birmingham, junto al futbolista Jota Peleteiro. A su faceta como modelo hay que sumarle su vocación académica, cursando Protocolo y Organización de Eventos en la Universidad Camilo José Cela, en la modalidad a distancia.

Últimas noticias