UN NUEVO PROBLEMA SE CIERNE SOBRE TOÑO

Toño Sanchís vuelve a los juzgados, y esta vez no es por Belén Esteban

Toño Sanchís
Ver Galería
Toño Sanchís regresa a los juzgados / Gtres

Toño Sanchís no se libra de los juzgados, pero en esta ocasión nada tiene que ver con su litigio con Belén Esteban. El representante ha acudido a un juzgado madrileño para encontrarse con Luzimar, la empleada doméstica que él y su esposa Lorena Herrero tuvieron en su domicilio desde febrero de 2016. La mujer denunció a  Toño Sanchís en el mes de octubre porque, según ella, su jefe la tuvo trabajando sin contrato. La asistenta alegó que había reclamado en varias ocasiones este documento, ya que este le permitía adquirir el permiso de residencia en nuestro país, pero Toño se había negado en varias ocasiones a proporcionárselo.

Luzimar confiesa que pese a llevar seis años en España aún no tenía el permiso de residencia. Una regularización que ya debería haberse producido, dado que llevaba un año y ocho meses trabajando en casa de Toño Sanchís. Hace unos meses era el propio representante el que contaba en el programa ‘Viva la vida’ que su mujer Lorena había sido extorsionada por esta mujer. Según Sanchís, Luzimar amenazó a su esposa con denunciarla y hacerlo público en los medios si no le entregaba una suma de dinero. Además, añadió que la razón por la que no le hizo contrato era que ella no le entregó jamás la documentación necesaria, unas razones que la mujer desmiente de manera tajante.

Un acuerdo que zanja esta historia

La guerra entre Toño y Luzimar ha llegado a su fin. Un acuerdo entre el representante y la mujer ha dado por zanjado este conflicto, algo que seguramente haya aliviado al que fuera concursante de ‘GH VIP’.

Toño Sanchís vuelve a los juzgados, y esta vez no es por Belén Esteban
Luzimar a la salida del juzgado / Gtres

La mujer ha aceptado este martes el acto de conciliación que presentó Sanchís y su abogado, un hecho que ha alegrado bastante a la asistenta dado su gesto de victoria nada más terminada la vista. “Estoy contenta porque aunque soy una trabajadora de hogar, soy una mujer, tengo hijos, pero también nombre y dignidad. Lo que es mío por derecho ha sido respetado por la justicia”, afirmó Luzimar en la puerta de los juzgados. Mientras tanto, Toño, con semblante más serio, afirmaba lo siguiente: “Hemos presentado un acuerdo, lo ha aceptado y ya está”.

Últimas noticias