Se rinden al 'must' del verano

Encontramos el nexo que une a las ‘enfrentadas’ Alba Carrillo y Ana Boyer

Ana Boyer y Alba Carrillo
Ver Galería
GALERÍA: Ana Boyer y Alba Carrillo, dos mujeres enfrentadas con gustos no tan diferentes / Gtres

Podría pensarse que Alba Carrillo y Ana Boyer son mujeres muy dispares que difícilmente podrían ser amigas. A simple vista representan dos modelos de celebridad enfrentados: la que lo es por nacimiento y todo a su alrededor parece de cuento de hadas; y la que ha ganado su popularidad a golpe de romance y escándalo. Sin embargo, LOOK ha podido comprobar que estas dos famosas comparten gustos y no solo en lo que a tenistas se refiere.

La enemistad o, al menos, desagrado entre ambas saltó a la palestra el pasado mes de octubre. Alba Carrillo escribía una carta en su blog de ‘Semana’ en la que lanzaba la siguiente advertencia: “No te cases, te lo digo con cariño… no te cases”. La exmujer de Feliciano López comenzaba su misiva, dirigida a todas las novias de tenistas, asegurando que no estaba escrita para nadie en concreto, pero todos los ojos se posaron sobre Ana Boyer. Y es que la hija de Isabel Preysler iba a ser la próxima en darse el ‘sí, quiero’ con uno de los deportistas más conocidos del país, Fernando Verdasco.

Fernando Verdasco y Ana Boyer
Fernando Verdasco y Ana Boyer en una imagen de archivo / Gtres

En la susodicha carta, Alba Carrillo se desquitaba del sufrimiento que, según ella, había padecido durante su matrimonio con Feliciano López y añadía: “Prepárate para que, por puro cansancio físico, debido a su trabajo, en tu casa no haya salto del tigre, ni siquiera del perrillo pekinés”. Y es que las insinuaciones sobre las relaciones íntimas con su exmarido, unidas a la acusación de infidelidades de los tenistas en los torneos, convirtieron a Alba en la persona non grata del tenis y, por ende, de su entorno más íntimo.

Si con aquella carta no hubiera sido suficiente, la modelo volvió a la carga a finales de diciembre del año pasado. Una vez más recurriendo a su blog en una revista cargó las tintas contra la boda caribeña de Ana Boyer y Fernando Verdasco. “Siempre he pensado que eran un poco la extraña pareja. Mi duda ha sido siempre saber de qué hablarán” decía una irónica Alba, cuyo desagrado con el vestido de la novia quedó patente. “Entre los consejos que dice Ana que le da su madre, esta vez no estuvo lo de que sugerir es mejor que enseñar” afirmaba, no sin antes de dejar claro que la culpa no era tanto del vestido, como de la mala forma física de la benjamina de Isabel Preysler.

Conquistadas

Con estas cartas sobre la mesa, parece evidente que entre estas dos mujeres no se puede encontrar ni un solo nexo en común. Pero no es así, ya que a pesar de ser tan diferentes, ambas han caído rendidas ante la prenda estrella del verano, el bikini. Tal y como se puede comprobar, tanto Ana Boyer como Alba Carrillo se han dejado seducir por los dos piezas de la firma Cotton Crown, una firma española cuyos diseños en algodón también han lucido algunas de las mujeres con más estilo del momento, como Sara Carbonero o Eugenia Silva. De hecho, fueron estas últimas las famosas ‘pioneras’ en decantarse por esta línea de baño que luego ha conquistado a Alba y a Ana.

☀️☀️☀️ #Saturday

Una publicación compartida de Ana Boyer Preysler (@anaboyer) el

Sin embargo, a diferencia de sus relaciones con tenistas, fue la hija de Isabel Preysler la que se adelantó a Alba Carrillo luciendo estas prendas, por lo que ya pudimos verla posando con un modelo amarillo y otro verde el verano pasado. También se fotografió con los bikinis de Cotton Crown en febrero, durante su escapada romántica con Verdasco a Bahamas con motivo de San Valentín.

Así hemos pasado este fin de semana… ❤️

Una publicación compartida de Ana Boyer Preysler (@anaboyer) el

Por su parte, Alba Carrillo posó a principios de abril con un favorecedor modelo en verde con un detalle ‘tie-dye’ a modo de discreta franja blanca. Y es que cada uno de estos bikinis se tiñen pieza a pieza, por lo que cada modelo es especial. Además, en su tienda online se pueden adquirir por precios asequibles que rondan los 55 euros. Parece, por tanto, que la moda ha marcado el punto de partido en la ‘enemistad’ de estas dos mujeres con gustos no tan diferentes.

Últimas noticias