LA JOVEN CELEBRÓ A LO GRANDE SU 'PUESTA DE LARGO'

La hija de Terelu, presa del pánico, aparece seria y cabizbaja en su 18 cumpleaños

Alejandra Rubio
Ver Galería
Así fue la fiesta de cumpleaños de Alejandra Rubio/ Gtres

No defraudó. La fiesta de cumpleaños de la única hija de Terelu Campos prometía convertirse en todo un acontecimiento mediático y así fue. Decenas de reporteros y cámaras cubrieron la entrada a una fiesta que llevaba semanas generando una gran expectación. Una convocatoria de medios y las horas que ha ocupado este festejo en el programa en el que trabaja la famosa madre, ‘Sálvame’, habían contribuido a que el de este jueves fuese un acontecimiento de gran interés para la prensa que, como pudo, reportajeó lo sucedido en la discoteca Gabana de Madrid. El caos reinó a la hora de cubrir el photocall ante unas Campos que soñaban con que, en el futuro, esta situación se normalice. “Las Campos siempre llevan muchos medios alrededor, pero esperemos que se normalice”, decía su tía Carmen.

La familia de la homenajeada copó el protagonismo. Atendieron a los medios y coincidieron a la hora de asegurar que la joven era muy tímida y no estaba llevando del todo bien la expectación mediática que había levantado su mayoría de edad. Alejandra no podía disimularlo. No estaba cómoda y su semblante serio así lo reflejaba. No atendió a los medios de comunicación, solo al programa para el que trabaja su madre.

La hija de Terelu, presa del pánico, aparece seria y cabizbaja en su 18 cumpleaños
El clan Campos al completo en el cumpleaños de Alejandra Rubio/ Gtres

Sí lo hicieron, sin embargo, su madre, su padre y su abuela. La mamá de la homenajeada se mostró algo tensa con algunas de las preguntas de los reporteros. Eso sí, una vez dentro del local esa tensión desapareció y dio paso a un ambiente más relajado amenizado con el arte de un grupo de flamenco que cantó para Alejandra y esas canciones actuales que volvieron locos a los amigos de la joven que las coreaban a voz en grito.

Al filo de la medianoche, Alejandra sompló sus 18 velas pero no lo hizo sola. Lo hizo con sus padres, su tía Carmen, su prima y con José Carlos Bernal, marido de Carmen. No estaban, sin embargo, su abuela Teresa ni Bigote Arrocet, que abandonaron el local solo media hora después de llegar debido a la gripe que padecía la periodista. Acudió porque no quería dejar de arropar a su nieta en un día tan especial, pero la salud y el fuerte aire acondicionado del local precipitaron su marcha.

Quien tampoco acudió a la cita fueron muchos de los compañeros de Terelu. Solo Chelo García Cortés, Carlota Corredera, Kike Calleja, José Antonio León y Raúl Prieto arroparon a la colaboradora, mientras que otros rostros como Belén Esteban o Mila Ximénez, invitadas personalmente por la madre de la cumpleañera, prefirieron no acudir para reafirmarse en la postura mostrada en el programa.

Últimas noticias