YA HAN FIRMADO EL DIVORCIO

Isa Pantoja y Alejandro Albalá ya están divorciados, pero ¿queda todo resuelto entre ellos?

Isa Pantoja y Alejandro Albalá
Ver Galería
Isa Pantoja y Alejandro Albalá a la salida del juzgados/ Gtres

Por fin llegó el tan esperado 3 de abril por Isa Pantoja y Alejandro Albalá. Es la fecha de su divorcio y casi dos años después de contraer matrimonio ya son dos personas libres de nuevo a efectos legales. Sin embargo, parece que todo no ha quedado resuelto entre ellos, al menos según Alejandro.

Poco antes de las 11.30 de la mañana, la hora prevista del juicio, llegaban con escasos minutos de diferencia al juzgado de Sanlúcar La Mayor. Isa Pantoja acompañada de su representante y su abogada, Cyntia Ruiz, y Alejandro, al lado de su letrado. Los dos bastante tranquilos y sin hacer declaraciones más allá de algunos saludos y de dejar claro que estaban bien.

La salida, alrededor de una hora después, ha sido muy diferente en cada caso. Alejandro salía aplaudiendo y asegurando que estaba “feliz y contento por la mochila que me he quitado de encima, que tenía muchas ganas”. Cree que de este paso no va a arrepentirse “nunca” y afirma que “he venido con todas las ganas del mundo a divorciarme”. Sin embargo, ha explicado que, aunque ya están divorciados, no todo queda zanjado.

Isa Pantoja
Alejandro Albalá salió aplaudiendo de los juzgados / Gtres

Su abogado registró hace pocas semanas el matrimonio en la calle Pradillo de Madrid con la intención de que se tuviera en cuenta la legislación española a pesar de haberse casado en México y, por tanto, tuvieran que atenerse al régimen de bienes gananciales. Sobre este punto, Albalá dice: “Eso es otro procedimiento, aquí no se ha disuelto nada de eso, tendréis que preguntar a mi abogado”.

Isa, por su parte, ha preferido mantener silencio y lo máximo que los reporteros han conseguido sacarle es que está “contenta”. Ha sido su abogada, Cyntia Ruiz, la que ha explicado que “se ha acreditado que ya hay separación de bienes, hay liquidación de gananciales y, aparte del divorcio, no hay nada más que resolver”. “Se ha quedado todo resuelto”, apuntaba rotunda.

De manera que el tema de la repartición de gananciales no queda claro. Una de las partes cree que todo está resuelto mientras la otra considera que todavía hay puntos por zanjar. Parece ser que Alejandro podría reclamar los gananciales iniciando así otro proceso independiente de este. Ahora, lo que sí está claro es que de manera legal han dejado de ser marido y mujer.

Últimas noticias