10 años ¿no son nada?

Juguemos a las 7 diferencias: el ayer y el hoy de la estampa familiar de las Campos en Semana Santa

Campos Semana Santa
Ver Galería
GALERÍA: Así ha cambiado la Semana Santa de las Campos en la última década

La Semana Santa malagueña tiene, sin duda, multitud de atractivos, entre ellos la presencia de numerosos rostros conocidos disfrutando de los pasos en la famosa calle Larios. Si Antonio Banderas es uno de los grandes embajadores de esta tradición a nivel internacional, no es menos cierto que esta festividad no sería lo mismo sin la presencia del clan Campos contemplando las procesiones desde los cotizados balcones. Sin embargo, muchas cosas han cambiado en la última década en la familia más mediática del panorama nacional. A continuación, repasamos las siete diferencias entre la estampa de las Campos disfrutando de la Semana Santa hace diez años y en la actualidad.

De novio afeitado a ‘Bigote’

En 2007, el empresario Santiago García llegó a la vida de María Teresa Campos. Juntos disfrutaron de un año de amor y su relación finalizó poco después de ser fotografiado junto a la presentadora en un balcón de la calle Larios en 2008. Desde 2014 es otro hombre el que ocupa el corazón de la matriarca y, por ende, un lugar junto a ella en el ventanal: Bigote Arrocet.

Campos Semana Santa Málaga
María Teresa Campos y Bigote Arrocet en la Semana Santa de 2017 / Gtres

Los ‘problemas’ crecen

El tiempo no pasa en balde para nadie, ni siquiera para los miembros más jóvenes de la familia Campos. Así, si hace diez años veíamos a todos los benjamines del clan pixelados, todos ellos muestran ahora su cara, incluida Alejandra Rubio, la hija de Terelu, quien ha cumplido los 18 años el pasado 24 de marzo.

Ha nacido una estrella

No todas las Campos son tan devotas de la Semana Santa malagueña como María Teresa y Terelu. Carmen Borrego fue la gran ausente prácticamente estos últimos diez años. Sin embargo, su relativo anonimato hacía que pocos la echasen de menos. Hasta ahora. Y es que la relevancia mediática que la benjamina de ‘mamá Campos’ ha adquirido en los últimos meses ha evidenciado la gran ausencia que (casi) siempre se da en esta cita familiar.

Campos Semana Santa Málaga
María Teresa junto a Carmen Borrego y Araceli Campos en 2011 / Gtres

Una dolorosa pérdida

Además de su hija Terelu, sus nietos y sus parejas, una de las personas que solía acompañar a Teresa en la Semana Santa malagueña era Araceli Campos. La hermana menor de la presentadora, conocida como Leli, fallecía en 2015 como consecuencia de un cáncer de mama. “Ha sido inesperado” dijo la presentadora de ‘Qué tiempo tan feliz’ cuando llegó desolada al tanatorio en Málaga.

‘Jubilación’ forzosa

En la última década muchas cosas han cambiado en la vida de las Campos, pero un aspecto en concreto se ha convertido en la espinita de María Teresa. Y es que, tras quedarse sin su programa, ‘Qué tiempo tan feliz’, en abril de 2017, la presentadora sufría un ictus en mayo que tiraba por tierra las promesas de un nuevo espacio en Telecinco liderado por ella. Sin embargo, la María Teresa que reinaba en los balcones de la calle Larios allá por 2008 conducía un programa puntero de índole política. ‘La mirada crítica’ se llamaba. Eso sí, ni aquel compromiso privaba a María Teresa de su Semana Santa malagueña. Ahora tiene más tiempo libre.

Campos Semana Santa Málaga
La hija de Terelu, Alejandra Rubio, ha hecho en 2018 su debut como mayor de edad en la Semana Santa de las Campos / Gtres

Soltera y feliz

Por el balcón de la calle Larios no solo han pasado las parejas de María Teresa Campos, sino también las de Terelu. Carlos Pombo, José Valenciano, Salvador Pérez y el propio padre de su hija, Alejandro Rubio, son algunos de los hombres que disfrutaron de esta festividad junto a la mayor de las Campos. Sin embargo, Terelu ha aprendido a disfrutar de la soltería y, de momento, ningún apuesto galán se ha dejado ver en actitud cariñosa con la colaboradora este 2018.

No controles mi forma de vestir

¡Quién la ha visto y quién la ve! En 2008, a sus 66 años, María Teresa Campos apostaba por un estilo clásico, sin riesgos y más propios de la edad que actualmente tiene. Los trajes de falda y chaqueta monocolor dominaban su armario y se convirtieron en el outfit preferido de la malagueña durante varios años. Sin embargo,  los consejos de sus hijas y un espíritu a lo ‘Benjamin Button’ han cambiado el estilismo de María Teresa, que, de un tiempo a esta parte, ha decido arriesgar y se atreve con conjuntos imposibles. También en la calle Larios.

Últimas noticias