Reality familiar

Tensión en Chile: la hija de Edmundo se negó a conocer a Carmen y Terelu Campos

Edmundo Arrocet, Terelu Campos y Carmen Borrego
Ver Galería
Edmundo Arrocet, Terelu Campos y Carmen Borrego en un fotomontaje de LOOK

El pasado 9 de febrero, a su llegada al aeropuerto de Barajas, Carmen Borrego no podía disimular el cansancio tras un vuelo de 13 horas. Confesaba su agotamiento, pero también que había merecido la pena por lo bien que lo había pasado. “Ha sido un viaje muy familiar y eso siempre es bonito”, decía en referencia a la compañía que había tenido esos días: su hermana Terelu, su madre Teresa Campos y el novio de esta, Bigote Arrocet, que había ejercido de anfitrión. Sin embargo, aquel viaje a Chile, aunque familiar, no fue todo lo entrañable que aspiraba a ser. Un momento en concreto ha enturbiado la experiencia.

Según ha podido saber LOOK, formaba parte del guion del reality que Terelu y Carmen conocieran a la hija mayor de Edmundo, Gabriela Arrocet, fruto de su primer matrimonio con Gabriela Velasco, pero no pudo ser. La primogénita del cómico se negó en rotundo y solo accedió a presentarse ante María Teresa, con la que sí coincidió y cuyas imágenes veremos cuando se emita la nueva temporada de ‘Las Campos’.

Las Campos Edmundo Arrocet
Edmundo Arrocet ha ejercido de perfecto anfitrión con Las Campos / Gtres

Los motivos que llevaron a Gabriela a no querer saludar a las hijas de la novia de su padre se desconocen, ya que la chilena no ha querido hacer ninguna declaración al respecto. “No me interesa nada de periodistas. Gracias”, decía Gabriela a LOOK hace unos días antes de colgar bruscamente.

Por su parte, Carmen Borrego justificaba su no encuentro con Gabriela aduciendo a que estaban grabando en otro sitio. “Nosotras no la hemos conocido porque estábamos grabando en otro sitio. Hemos conocido a la hermana de Edmundo y a su sobrino, pero a su hija no”, dijo a los medios de comunicación.

Las Campos Edmundo Arrocet
La imagen de la estampa familiar al completo no ha podido ser / Gtres

No cabe duda de que para Edmundo la negativa de su hija a saludar a Carmen y a Terelu fue un gran varapalo. Como es lógico, uno de sus principales anhelos en este viaje era presentar a María Teresa y su familia a su primogénita, pero solo ha podido cumplir su deseo a medias. Era una cita muy especial para el humorista por el hecho de que él mismo también se reencontraba con una hija a la que ve mucho menos de lo que quisiera y se tuvo que conformar con que ella solo aceptase la invitación de conocer a la mujer que comparte la vida con su padre. No sus hijas.

El propio Edmundo, las hermanas Campos y toda la audiencia se quedará con las ganas de ver la estampa de familia feliz que hubiera supuesto verlos a todos juntos. De momento, habrá que esperar y resignarse. Las Campos se traen gratos recuerdos de Chile, pero también una espinita clavada.

Últimas noticias