LA ENTREVISTA MÁS SINCERA

Republicana, agnóstica y rebelde: La Cristina Cifuentes más desconocida

Republicana, agnóstica y rebelde: La Cristina Cifuentes más desconocida
Cristina Cifuentes en una imagen de archivo / Gtres

Ha sido su entrevista más sincera y reveladora. Cristina Cifuentes ha ‘abierto su casa política’ a Bertín Osborne, quien la ha visitado en la última edición de ‘Mi casa es la tuya’. Una entrevista en la que se han descubierto muchas facetas hasta ahora desconocidas de la Presidenta de la Comunidad de Madrid. 

Una joven rebelde

La séptima de ocho hermanos, Cifuentes ha reconocido que de pequeña se sentía un poco “patito feo”. Para ella, la relación entre sus padres y el papel de la familia han sido vitales en su desarrollo posterior. “En mi casa nos han educado de una manera muy estricta. Yo era muy rebelde. Me decían a las diez en casa y siempre me pasaba”. Sin embargo, la rebeldía no está reñida con el cariño. “Hay muchas personas que necesitamos caricias y cariño, y yo lo necesitaba”, relata.

Cristina Cifuentes
Cristina Cifuentes en una imagen de archivo /Gtres

Al verla hoy, pocos podrían imaginar que Cristina disfrutó las mieles de la movida madrileña en el popular barrio de Malasaña, o que incluso se hizo varios agujeros en la oreja. Como cualquier joven de su edad, salía de casa vestida de una manera y se cambiaba en los portales. De esa época rebelde hoy le queda el gusto por los tatuajes y tiene hasta cinco.

Un gran apoyo para su marido

No es ningún secreto que Cristina es una mujer familiar. La presidenta está a punto de cumplir 30 años de casada con su marido, el arquitecto Francisco  Javier Aguilar Viyuela, con quien tiene dos hijos, Cristina y Javier. Cifuentes se ha sincerado con Bertín sobre uno de los aspectos más desconocidos de su vida, la relación con su marido y cómo la crisis económica afectó al matrimonio hasta el extremo.

Republicana, agnóstica y rebelde: La Cristina Cifuentes más desconocida
Cristina Cifuentes en una imagen de archivo / Gtres

“Cuando Javier pasó dificultades económicas en algunos medios de comunicación le machacaron. A mi hija le han llegado a investigar en redes sociales, a mi hermano igual. A la familia hay que protegerla de todo eso. Cuando era delegada del gobierno no te llegas a imaginar las barbaridades que me decían en redes sociales”, ha reconocido Cifuentes. Afortunadamente, forman una sólida familia y han podido superar las dificultades unidos.

[Puedes leer: Cristina Cifuentes repite estrategia: la bandera como complemento de estilo]

Una política diferente y republicana

Cristina es una mujer diferente al resto de las que se dedican a la política.  Lleva muchos años dedicada a estas cuestiones y tiene unas fuertes convicciones. “Me afilié al partido cuando era Alianza Popular”, ha explicado. Pese a que es defensora de don Felipe y doña Letizia, se declara abiertamente republicana. “Creo en las elecciones selectivas. ¿Por qué no vas a votar para elegir al jefe de estado? Aunque soy muy defensora del rey Felipe y la reina Letizia”.

Cristina Cifuentes
Cristina Cifuentes durante la presentación del mural ‘Homenaje a Lina Morgan’ / Gtres

Por si esto no fuera suficiente, Cristina se define como agnóstica y fue una de las primeras en defender los derechos de los homosexuales. “No valen los tópicos de la gente del PP son todos de derechas, no somos una secta donde todos pensamos lo mismo de todos”, ha relatado.

[Puedes leer: Cristina Cifuentes, la ‘heroína’ del Partido Popular]

La política ha descubierto a Bertín varios secretos. A diferencia de muchos de sus colegas, Cifuentes no posee una casa en propiedad, sino que vive desde hace varios años de alquiler en la zona de Moncloa con su familia. La presidenta además es una amante de los animales, en especial  de los gatos y entre sus grandes pasiones se encuentran el deporte, la lectura y el cine, sobre todo la novela negra y las películas de acción.

Cristina Cifuentes
Cristina Cifuentes durante un congreso del Partido Popular / Gtres

Ha sido una de las pocas que no ha entrado con Bertín en la cocina y es que por extraño que pueda parecer, a Cristina no le gusta nada cocinar. Prefiere las hamburguesas del Burguer King o un buen plato de huevos rotos con jamón.

Su accidente de moto

El accidente de moto que sufrió en 2013 marcó un antes y un después en la vida de Cifuentes. Fue en el Paseo de la Castellana en pleno mes de agosto cuando un coche chocó contra la moto que conducía la entonces delegada del Gobierno en Madrid.  “Me llevó un coche por delante, salí por los aires. Estuve a punto de morir varias veces. Me salvó la vida el Samur, tenía 13 fracturas de costillas y el corazón traumatizado. La experiencia en la UCI marca un antes y un después. Se aprende porque aprendes a relativizar. Lo peor no es el dolor. Lo peor es el miedo. Cuando le pierdes el miedo a la muerte se lo pierdes a todo”, ha  asegurado Cristina.

 

Últimas noticias