El nietísimo atraviesa su peor momento

Francis Franco en sus horas más bajas: los tres dramas que marcan su futuro

Francis Franco
Ver Galería
Francis Franco en un fotomontaje de LOOK

No corren buenos tiempos para Francis Franco. El nieto del Caudillo atraviesa una complicada situación legal y personal donde varios frentes se ciernen sobre su persona. El primer hijo varón de Carmen Franco ha guardado siempre una relación distante con la prensa, algo que no ha evitado que sus problemas con la justicia acabasen saltando a la palestra. El ‘nietísimo’ se encuentra actualmente con frentes abiertos de los que depende gran parte de su futuro. Un momento complicado en el que el fallecimiento de su madre, de la que era su ‘ojito derecho’, acentúa el dramatismo de la situación que vive Francis.

Un juicio que le podría llevar a prisión

El mayor conflicto con el que cuenta el nieto del dictador es el juicio que se celebrará el próximo lunes 22 de enero en la Audiencia Provincial de Teruel.  Atentado contra la autoridad y conducción temeraria y daños son los delitos por los que se lleva al banquillo a Francis. Este juicio proviene de un episodio acontecido el 30 de abril de 2012, cuando dos guardias civiles pararon el Toyota Hilux que Francis conducía con las luces apagadas mientras iba por la carretera nacional 234. En ese momento, el coche se dio a la fuga saltándose todas las normativas de tráfico, según cuenta la acusación. Fue entonces cuando los agentes comenzaron a perseguir al nieto de Franco hasta llegar a un camino situado entre las localidades turolenses de Collados y Laguerruela, donde el copiloto, Silviu Nicolae R., encañonó a los agentes con una escopeta. A la vez que sucedía esta situación, Francis echaba marcha atrás con el coche y chocaba con el automóvil de los agentes. Además atropelló a uno de los guardias civiles, que necesitó asistencia médica. Esta es, al menos, la versión de la acusación y la cual niega tajante el nieto de Franco. Tal y como él ha confesado ante el juez con anterioridad, aquel día él estaba en Madrid y, por tanto, no pudo ser el responsable de los delitos que se le imputan.

A pesar de todo , la acusación pide para el hijo de Carmen Franco y Cristóbal Martínez Bordiú cuatro años de cárcel por delito cuantificado, al que se le suma un año más por delito contra la seguridad vial y otro por un delito de daños. A esto se le añade una multa de 20 meses con una cuota diaria de 40 euros y la retirada del carné durante tres años. Para su acompañante, el rumano Silviu Nicolae R., el fiscal pidió dos años de cárcel, pero finalmente participará en el juicio solo como testigo. Sin embargo, el susodicho está actualmente en su país de origen y, tal y como algunos medios han destacado, esto podría hacer peligrar la celebración de la vista. Algo que este digital desmiente tras haber hablado con el abogado de la acusación, quien no baraja en ningún momento la suspensión del señalamiento. Será la Audiencia de Teruel quien tramitará una videoconferencia con el testigo desde Rumanía para contar con el testimonio solicitado por la parte contraria a Francis. Por su parte, la abogada de Francis, que prefiere no hacer declaraciones respecto al litigio, ha confesado a LOOK que su cliente “quiere que el juicio se celebre cuanto antes”.

Francis Franco en sus horas más bajas: los tres dramas que marcan su futuro
Francis Franco no heredaría el título de duque de Franco / Gtres

El ducado de Franco, la obsesión de Francis

A este entuerto, que tiene previsto comenzar su vista a partir del próximo lunes, se le suma uno de los temas que más quebraderos de cabeza le ha causado en los últimos años, el ducado de Franco. Para Francis ostentar este título nobiliario tiene un especial significado, y es que el nieto del caudillo incluso invirtió el orden de sus apellidos para hacer honor a su estirpe.

Tras la muerte de su madre los planes que tenía Francis parecen haberse truncado, ya que con la entrada en vigor de la Ley de Igualdad para sucesión de Títulos Nobiliarios (2006), su hermana Carmen Martínez-Bordiú queda como heredera indiscutible del ducado. Supuestamente Carmen, que ahora se niega a renunciar, acordó en 2013 con su hermano que tras el fallecimiento de su madre ella le cedería el título a cambio del marquesado de Villaverde. Esto ahora no parece estar tan claro como hace cinco años y Francis Franco podría emprender contra su hermana una guerra familiar por el ducado de su madre.

Abatido por la muerte de su madre

A toda esta barahúnda se le suma el gran varapalo que para Francis ha supuesto la muerte de su madre el pasado 29 de diciembre. Un mes antes de este trágico desenlace Carmen Franco confesó a ‘LOC’ su verdadero estado de salud. “Tengo es un cáncer terminal. Todo ha sido este verano, he estado 15 días de médicos y dicen que debe ser de hace tiempo, pero bueno, lo he asumido y no pasa nada. No tengo tratamiento”, reveló. Palabras sobre las que apenas se pronunciaron sus hijos, salvo Carmen Martínez-Bordiú en ‘Sábado Deluxe’: “Tiene dolores, pero se siente súper querida por todos nosotros. Estamos muy orgullosos de la madre que hemos tenido”. 

Pese a que entonces los lazos familiares parecían inquebrantables, tras la muerte de Carmen las cosas no estarían tan atadas como se creía en un primer momento. Una situación que para Francis Franco se hace especialmente complicada debido a los muchos frentes a los que tiene que hacer cara en los próximos meses. El que fuera el hijo ‘preferido’ de la heredera de Franco se encuentra en un momento caótico donde la justicia y los enfrentamientos familiares marcarán su futuro.

Últimas noticias