EN EL GRAN TEATRO PRÍNCIPE PÍO DE MADRID

Por fin llega el homenaje a Rocío Jurado que amadrina Rocío Carrasco

Rocío Jurado y Rocío Carrasco
Ver Galería
Rocío Jurado y Rocío Carrasco en un fotomontaje de LOOK

Ha llegado el momento. ‘Punto de partida’ es, como su propio nombre indica, el punto de partida del gran musical que se prevé crear en honor a Rocío Jurado. La idea es poner en marcha un ambicioso proyecto que homenajee a ‘La más grande’, pero para verlo en todo su esplendor aún habrá que esperar. Primero se ha apostado por un espectáculo algo más humilde que amadrina Rocío Carrasco y que se presenta de manera inminente. En concreto, este mismo viernes 11 de enero en el Gran Teatro Príncipe Pío.

Como ya adelantó LOOK en exclusiva, no se trata de un musical, se trata de una obra en la que una joven llamada Candela, que quiere ser artista, acude a un hipotético casting y termina narrando diferentes episodios de su vida a través de algunas de las canciones Rocío Jurado. La idea de Rocío es comenzar poco a poco, pues un proyecto tan grande como el que cree que su madre merece conlleva también una gran inversión económica en la que no conviene precipitarse. Prefiere dar pasos cortos, pero seguros.

De momento, la hija de la desaparecida artista se ha convertido en madrina de este espectáculo y tiene todas las miras puestas en hacerlo crecer. Espera la respuesta del público y, según los intereses del mismo, al que se va a tener muy en cuenta, se le irá dando la vuelta, probando a otras actrices, añadiendo instrumentos, canciones, escenografía… La idea es avanzar, sin prisa, pero sin pausa.

De hecho, se baraja la posibilidad de que este casting en la ficción se convierta en una especie de casting real por el que pasen diferentes actrices y mediante el que los espectadores elijan quién merece más ser la protagonista de ese futuro musical. La favorita, sin duda, es Anabel Dueñas, exintegrante de los Supersingles y amiga íntima de Rocío Carrasco y Fidel Albiac. Ella es, de momento, la que da vida a Rocío Jurado, pero su relación con la madrina no le asegura el papel de oro en el gran musical que se preparará, tendrá que ganárselo como todas las demás.

En definitiva, se trata de un proyecto ilusionante que la hija de Rocío Jurado ha iniciado cuando pasa por una etapa complicada. Se encuentra inmersa en una batalla judicial con su exmarido, Antonio David Flores, que está a la espera de juicio por supuesto alzamiento de bienes y a expensas de conocer si la juez dicta auto de trasformación contra él por los delitos psicológicos continuados de los que su pareja le acusa. Así que esta incursión teatral, aunque sea como madrina, es un soplo de aire fresco para Rocío que le permite pensar en cosas más positivas.

Últimas noticias