en 'sábado deluxe'

Gustavo González, en ‘Sábado Deluxe’: todos los detalles de su pasado, presente y futuro con María Lapiedra

Gustavo González
Gustavo González en una imagen de archivo /Gtres

Gustavo González ha traspasado una barrera que jamás creyó que fuera a saltar. El colaborador de ‘Sálvame’ se ha sentado al otro lado, por primera vez, con el fin de conceder su entrevista más comprometida en ‘Sábado Deluxe’. Su relación sentimental con María Lapiedra mientras estaba casado con su esposa, la reacción de sus hijos y la de que ya es su exmujer, así como el contacto que él ha tenido con el todavía marido de la catalana, Mark Hamilton, son solo algunas de las incógnitas que el fotógrafo ha tratado de resolver. Mucho más inquieto que en sus habituales apariciones, el paparazzi ha mostrado un nerviosismo que ha desaparecido paulatinamente hasta tal punto que, ha dejado caer la coraza que en alguna ocasión ha camuflado la versión de Gustavo.

[El marido de María Lapiedra: “Pillé a Gustavo y a María besándose en el sofá de mi casa”]

Sin titubeos, Gustavo ha echado la vista atrás para analizar las consecuencias que su infidelidad ha traído a su presente. “Me tenía que haber separado antes para que mi ex pudiera haber sido feliz. Mi mujer vivía engañada y ella tenía derecho a rehacer su vida…Mis hijos no me entienden, pero quiero que sepan que todo este tiempo no ha sido de mentira”, ha confesado emocionado. Y es que pese a ser consciente del dolor ocasionado, Gustavo no se arrepiente de cada paso dado, pues según él lo que mantiene con María a día de hoy es una historia de amor:”En ningún momento he pensado que mi historia con María sea una locura y volver a casa. Incluso a veces pensaba que a quien engañaba era a María y no a mi ex, aunque es verdad que cuando volvía a casa tenía muchos remordimientos”.

maría lapiedra historia
María Lapiedra ha confesado estar enamorada de Gustavo /Gtres

Lo cierto es que, esta deslealtad durante su matrimonio ha causado en su vida un cisma familiar que a Gustavo le está costando superar. Tras romper con la que ha sido su mujer durante más de 30 años, sus hijos se han posicionado a favor de su progenitora, ya que según él cuenta consideran que ha destrozado algo que llevaba intacto muchas décadas. “Quise que mis hijos supieran que era infiel a su madre. Les presenté a María en mi propia casa, pero no fue ni el momento ni el lugar. Se pusieron a llorar y uno de ellos me dijo se me ha caído el héroe que pensaba que era mi padre. A pesar de que he hecho mucho daño a mis hijos, quiero luchar por ellos”, ha comentado el colaborador. Una desilusión que también siente su ex, pues tal y como asegura el propio González sabe que ella le odia.

[Los otros amores pasados de María Lapiedra]

El mismo sentimiento que posee el marido de María Lapiedra, Mark Hamilton. Otra pieza fundamental en esta historia sentimental que además se ha convertido este sábado en uno de los protagonistas absolutos cuando Gustavo ha desvelado la actitud agresiva que ha tenido con María en más de una ocasión. “Que Mark diga por favor si chilla a las mujeres y si María alguna vez se ha encerrado en una habitación porque hace 5 años María me llamó cuando estaba embarazada miedosa y yo salí de mi casa a buscarla a un parque…Si el marido de María se hace un polígrafo que diga si es agresivo”, ha desvelado.

Pero, ¿cómo comenzó su romance con María?, ¿fue fruto de la casualidad? “Yo había tenido muchos conflictos con María en televisión y de hecho, recuerdo que ella me decía que la odiaba. El director del programa me dijo un día que fuera a casa de María para ver unos vídeos y sentí mucha atracción hacia ella. Al despedirnos nos dimos un beso y cuando la besé por primera vez, me cambió la vida”. Desde entonces, su relación fue creciendo hasta tal punto que, aunque de modo intermitente, han estado unidos durante más de ocho años. Un vínculo que actualmente mantienen y así lo revelan sus palabras.”Tardé muy poco en enamorarme de ella. No le decía te quiero porque sentía que no tenía derecho a hacerlo. Ahora estoy enamorado de ella”.

Al 2018 le pide pocos deseos: conciliación con sus hijos, felicidad para su ex y armonía para su vida y aunque, de momento, ni acepta ni rechaza la posibilidad de tener un hijo en común con María. Su media sonrisa cuando se le plantea esta cuestión no aleja este paso de sus planes.

Últimas noticias