Separación de bienes

En cifras: ¿Qué aportan Fernando y Ana al matrimonio Verdasco-Boyer?

Ana Boyer y Fernando Verdasco
Ver Galería
GALERÍA | ¿Cuánto aportarán económicamente Ana Boyer y Fernando Verdasco a su matrimonio? / Gtres

“Queremos un enlace íntimo”, con estas palabras, Ana Boyer y Fernando Verdasco anunciaban en la revista ‘¡Hola!’ su boda religiosa en una isla privada del Caribe. A tan solo unas semanas de darse el ‘sí, quiero’ en Mustique, LOOK ha adelantado en exclusiva algunos detalles que quizás han dejado boquiabiertos a su selecta lista de invitados. Y es que, no todos los asistentes a la que promete ser una de las bodas del año viajarán en igualdad de condicione, tan solo algunos acuden con los gastos pagados por los novios. Sin embargo, esta no es la única sorpresa que se ha conocido antes de que la boda se celebre. Según ‘El Español’, la pareja ha decidido casarse en régimen de separación de bienes. Una decisión motivada por los gestores del tenista y que lleva a que tanto Fernando como Ana conserven su propio patrimonio además de gestionar con autonomía los beneficios individuales posteriores al enlace. Pero, ¿que poseen cada uno de ellos?, ¿a quién beneficia que este documento haya sido firmado antes de contraer matrimonio?  LOOK responde a esta y otras cuestiones.

[EN IMÁGENES | La historia de amor de Fernando Verdasco y Ana Boyer]

Fernando Verdasco
Fernando Verdasco ha ganado más de un millón de euros en 2017 / Gtres

Fernando tiene unos ingresos muy superiores a los de su futura mujer

Sin duda, es el tenista el que tendría mucho que perder de no haber firmado este régimen. Fernando Verdasco lleva ganados 1.172.870 euros en lo que va de año, según la última lista oficial de la ATP, que además le sitúa en el puesto 35 de la clasificación general. El madrileño suma un total de siete títulos que no solo suponen un reconocimiento en el mundo del deporte, sino un aumento considerable de dinero en su cuenta bancaria. El futuro marido de Ana Boyer se ha embolsado más de 14 millones de euros a lo largo de su trayectoria profesional.

Sus ingresos han aumentado desde que vive en Doha (Catar). Es precisamente este país un lugar que apuesta con los ojos cerrados por el deporte que él ama y en el que quizás podría continuar con su carrera una vez dijera adiós a su vida como tenista de competición.

No obstante, Fernando no solo se ha centrado en los beneficios que puede aportarle su gran pasión. En alguna ocasión ha sacado tiempo para protagonizar alguna campaña publicitaria o prestar su imagen a alguna marca, normalmente de equipamiento deportivo. Uno de los últimos momentos en el que se le vio ejercer de imagen fue hace dos años para la firma ‘Springfield’. En esa campaña, pudimos verle anunciando una línea de ropa junto a la modelo Rocío Crusset, un hecho que sin ninguna duda le reporta unos ingresos extra.

Además del tenis, el futuro yerno de Isabel Preysler cuenta con un respaldo familiar. Si bien es cierto que él está completamente desligado de los restaurantes de sus padres y hermanas; entre los que e estan  archiconocidos ‘La Bola’ y ‘La Rayua’ o el recién inaugurado ‘El Zampa’, y que actualmente no ocupa ningún cargo en ellos, el día que sus padres no estén, las ganancias de estos famosos locales madrileños formaran parte de su herencia.

Ana Boyer solo percibe ingresos publicitarios

Fernando Verdasco y Ana Boyer
Ana Boyer cobra entre 18.000 y 25.000 euros por aparición en un photocall / Fotomontaje LOOK

Las opciones de Ana para acumular ceros en su cuenta bancaria son menores. A principios de abril de 2016 decidió coger una excedencia de seis meses en ‘Bain&Company’, donde trabajaba como consultora, para poder viajar junto a Fernando allá donde las competiciones le llevaran. Han pasado un año y siete meses desde entonces y no ha vuelto al puesto que antaño ocupaba. Desde entonces, su única fuente de ingresos ha sido la publicidad.

Según ‘El Español’ el caché de Ana Boyer estaría entre los 18.000 y los 25.000 euros por campaña. En el último año la hemos visto en la presentación de la nueva colección de ‘Pronovias’ (firma que se encargará de su vestido de novia) y como imagen de la platería Pedro Durán. En 2016 se convirtió en la dulce chica que presentaba las piruletas ‘Fiesta’ y se calzó ante toda la prensa las famosas chanclas de Ipanema. De manera que hasta la fecha, lo reportado por estas cuatro apariciones serían sus únicos ingresos derivados del trabajo.

Aunque tambien cuenta con la herencia que le dejó su padre, Miguel Boyer, fallecido en septiembre de 2014. De las tres partes en las que se dividió, -el tercio de legítima, el de mejora y el de libre disposición-, la voluntad del último marido de Isabel Preysler fue que el tercio de legítima y de mejora fuera para sus tres hijos a partes iguales. Es decir, para Laura y Miguel Boyer, nacidos de su primer matrimonio con la ginecóloga Elena Arnedo, y para Ana, única hija en común con Isabel.

[PUEDES VER | La carta de Alba Carrillo ¿a Ana Boyer?: “No te cases, pasarás a ser una Muñeca de Famosa”]

Ana Boyer
Ana Boyer tiene un un discreto patrimonio al lado del de Verdasco / Fotomontaje LOOK

Sin embargo, el que fuera Ministro de Economía no dejó sus arcas nada boyantes. Tampoco dejó incluido en el testamento la casa situada en Puerta de Hierro en la que reside Isabel y que está valorada en 9 millones de euros, por lo que, el resultado a repartir fue la suma de varias cuentas bancarias vacías, coches antiguos, una biblioteca de 6000 libros (que a su vez Ana se repartió con su hermano Miguel) y alguna obra de arte.

Sorprendentemente, la pareja todavía no posee vivienda en común. En el pasado alquilaron un espectacular dúplex en una de las zonas más elitistas de la capital, aunque recientemente han terminado con este contrato de alquiler. La pareja ahora cada vez que visita España, pernocta en ‘Villa Meona’, la colosal residencia en la que actualmente vive Isabel Preysler junto a Vargas Llosa.

Por lo que en conclusión, mientras Fernando Verdasco se mantiene en el Olimpo de los tenistas mejor pagados, la que va a convertirse en su mujer posee hasta ahora un discreto patrimonio. Ana ahora está centrada en disfrutar de su relación y quizá para el tenista esta dedicación sea más valiosa que todos los ceros que pudiera aportar a la cuenta común. En caso de divorcio, con la separación de bienes firmada, las cosas están más que claras.

Últimas noticias