Contra Dulce

Isabel Pantoja se marca un ‘Isabel Preysler’ en los juzgados

Isabel Pantoja se marca un ‘Isabel Preysler’ en los juzgados
Ver Galería
Isabel Pantoja sale en defensa

El pasado 14 de octubre saltó ‘la bomba’. Dulce decidía sentarse en ‘Sábado Deluxe’ para relatar intimidades de la familia Pantoja. Concretamente, la que fuera la niñera de Isabel habló de su actual relación con ella y de cuestiones relacionadas con su nieto, Albertito. Aseguró, entre otras cuestiones, que pasaba más tiempo con el hijo de Chabelita que su propia abuela. Algo que no sentó nada bien a la de ‘Marinero de luces’ y que la hizo actuar rápidamente de la mano de la justicia.

[EN IMÁGENES | La relación de Dulce con Chabelita]

En un primer lugar, LOOK pudo saber que mientras se retransmitía aquella entrevista en directo, Pantoja envió a las autoridades a los estudios de Mediaset por lo que Dulce pudiera contar. Posteriormente, la artista quiso intervenir por lo penal alegando “medidas cautelares”, pero esta demanda no llegó a trámite. Por eso, ahora, tal y como ha informado la periodista Beatriz Cortázar en ‘El programa de Ana Rosa’, la tonadillera no quiere rendirse y ha decidido atacar por otra vía: la civil.

Isabel Pantoja reclama 150.000 euros por “abuso de confianza”

Isabel Pantoja
Dulce Delapiedra, una vida entregada a los Pantoja / Gtres

Isabel Pantoja reclama por esta vía hasta 150.000 euros a la que fuera su niñera y lo hace apoyándose en una anterior demanda que Isabel Preysler le puso a una empleada del hogar por “abuso de confianza” y que finalmente ganó en el año 2001. En aquella ocasión, el Tribunal Constitucional estimó que “el derecho a la intimidad prevalece y opera como límite infranqueable del derecho a la libre información”.

La sentencia reconoció entonces que un reportaje de una conocida revista donde intervino esta empleada para relatar intimidades de los Boyer-Preysler, lesionó en 1989 el “derecho a la intimidad personal y familiar” de ‘la reina de corazones’, por lo que anuló un anterior fallo del Supremo que absolvía a la publicación. Finalmente, la revista que entrevistó a la chica del servicio de Isabel Preysler, se vio obligada a pagarle hasta diez millones de las antiguas pesetas.

Últimas noticias