¿Un galardón incoherente?

La clave que cuestiona el premio de Antonio David

Antonio David Flores
Galería: Antonio David Flores, premiado y a punto de ser juzgado / Gtres

Antonio David Flores es uno de los nombres propios en la crónica del corazón patrio desde que entrara a formar parte del clan Jurado. Esta semana transmitía su alegría al haber sido premiado con un Premio Libra 2017 por su labor como padre por la Asociación de Víctimas de la Ley de Violencia de Género (AVILEGEN). Un galardón no exento de polémica, ya que el exguardia civil está inmerso en la cuenta atrás de un proceso judicial por presunto maltrato psicológico hacia la que fuera su mujer, Rocío Carrasco. Además tendrá que sentarse en el banquillo próximamente por un delito de alzamiento de bienes e insolvencia punible, que precisamente tiene su origen en el impago continuado de pensión alimenticia a sus dos hijos desde su separación matrimonial.

Con dos causas judiciales abiertas, relacionadas directamente con sus obligaciones como padre y esposo, resulta sorprendente que reciba un premio, pese a que la justicia aún no se ha pronunciado. La presidenta de Avilegen, Inmaculada Ocaña, explica a LOOK el porqué de este galardón.

Ocaña destaca que que los Premios Libra “nacieron con la necesidad de destacar la labor de personajes de esta sociedad que han tenido un papel relevante en la igualdad efectiva, principalmente, y que han puesto en valor padres y madres que han apostado por llevar a cabo la crianza compartida de sus hijos”.

Antonio David Flores
Antonio David, Premio Libra 2017 por su labor paternal / Gtres

Es la cúpula directiva de AVILEGEN la que propone a los candidatos y estudian si se ajustan o no a los parámetros requeridos. En el caso del exmarido de Rocío Carrasco no tuvieron ninguna duda al respecto y para ellos el premio es justo: “Con Antonio David hubo unanimidad a la hora de elegirlo. Cumple los requisitos porque fue uno de los primeros en lograr la custodia compartida”, señala la presidenta.

Sin embargo, tal y como recogieron los medios hace casi 15 años, Antonio David no fue el primer padre en conseguir la custodia compartida. Fue el matrimonio, en 2003, nueve años después de su separación, el que firmó un convenio regulador.  El acuerdo contemplaba la custodia compartida de sus hijos y una pensión alimenticia determinada. Los entonces cónyuges se comprometían a hablar bien el uno del otro delante de los niños, tal y como recogió ‘Interviú‘ en su momentoEl documento fijaba el régimen de visitas: Antonio David y Rocío Carrasco se turnarían cada dos semanas. Por lo tanto, la custodia de los pequeños llegó de mutuo acuerdo y la asociación entra en una marcada contradicción.

¿Premiado y condenado?

Inmaculada Ocaña no tiene dudas: “Nosotros no prejuzgamos nada, el proceso contra él está abierto y es el juez el que tiene que decidir”.

AVILEGEN: “Hay similitudes. El Gobierno ha premiado a una mujer condenada”

Al ser preguntada por el delito de alzamiento de bienes cometido por él, la organización echa balones fuera: “El Gobierno ha premiado a una señora, concediéndole cuatro indultos, condenada a 4 meses de prisión en la actualidad por impago de pensiones”. Se refiere a María Salmerón, exmujer de su marido (con quien mantiene un duro litigio), acusada de desobediencia y de no cumplir con el régimen de visitas con sus hijos que la Justicia fijó.

Reafirmando su versión, Inmaculada Ocaña defiende al flamante Premio Libra 2017: “Nosotros no tenemos nada que ver con los procesos judiciales que tenga abiertos una persona, pero mientras no haya una condena firme…”. Asimismo, descarta la posibilidad de retirarle el premio, si es que Antonio David fuese condenado finalmente por la Justicia: “Es hablar por hablar porque no hay nada seguro, pero hay similitudes de gente condenada y premiada por el Gobierno”, volviendo a citar indirectamente el caso de Salmerón.

Otro ejemplo que destapó la controversia y que tiene a la asociación como protagonista es el de Jesulín de Ubrique. El diestro fue premiado el año pasado por AVILEGEN y sorprende que una asociación que reconoce a aquellos padres que luchan por la custodia compartida le de un galardón a alguien que nunca ha solicitado formalmente dicha condición. Un hecho que desató la ira de Belén Esteban.

Las contradicciones de AVILEGEN podrían acrecentar aún más la sombra de la duda que se cierne sobre la figura de Antonio David, a raíz de la concesión de este premio. ¿Es el malagueño un ejemplo de igualdad efectiva?

 

Últimas noticias