¿Cuáles han sido todos sus novios?

Los once amores de Chenoa: cuatro de ellos, hasta ahora desconocidos

Chenoa
Ver Galería
GALERÍA: Los amores de Chenoa / Gtres

La vida sentimental de Chenoa comenzó a interesar hace 16 años, concretamente, el día que se hicieron evidentes sus carantoñas con David Bisbal. Los dos, encerrados en la academia de ‘Operación Triunfo’, protagonizaron una preciosa historia de amor con la que toda España fantaseó. Aquello terminó como el rosario de la aurora a juzgar por las palabras que Chenoa ha plasmado en su libro, pero si de algo han servido esas páginas ha sido para demostrar que hay mucha mujer más allá de la argentina que se prendó de los ricitos de oro de un almeriense. El corazón de Chenoa no solo lo ha roto el artista andaluz. Otros hombres, algunos antes incluso, también le hicieron jirones el alma y la hicieron dejar de creer en el amor. “¿Se puede seguir enamorada de quien te hace daño?”, le preguntaba la prensa en la presentación de su libro. “Supongo que sí.”, respondía ella.

La nueva biografía de Chenoa revela todos los hombres que han pasado por su vida. Algunos desconocidos para la prensa, como ese amor adolescente con el protagonizó un episodio de malos tratos; pero otros tan populares como ella, como es el caso de Alex González o David De María.

José, el amor adolescente

Chenoa se inició en el amor con apenas 14 años con el que por entonces era su mejor amigo, José:

“Antes te pedían salir y era tu novio hasta que cortabáis. Daba igual si no te veías en un mes o si no os besabáis. Erais novios y punto. Con él se descubren cosas que se descubren con los primeros novios, esas que son tan inevitables y que asustaban a mis padres, por mucho que desde muy jovencitos nos habían hablado de los ‘peligros del roneo’. (…) Un tiempo más tarde, a él le empezó a gustar otra chica y me dejó antes de liarse con él, cosa que es de agradecer, la verdad.

Juan, el violento

Chenoa no recuerda solo las relaciones sentimentales que ha mantenido junto a rostros conocidos, sino también a sus primeros amores de juventud. Entre ellos, estaba Juan, un chico de la pandilla con el que ella salió en el año 1992 y con el que jamás se imaginó un final parecido. La joven tenía entonces 17 años:

“No estudiaba. No trabajaba. Nuestras peleas eran constantes y un buen día, sin venir a cuento, en plena calle tuvimos una fuerte discusión con ingredientes que prefiero no recordar. Nadie se acercó a ayudarme. No sé qué extraño proceso mental te lleva a meterte en semejante montón de mierda. Porque lo sabes, sabes que algún día a los gritos seguirán otras cosas y tú te resistes a verlo, te autoengañas y hasta te sientes culpable de ese desastre”.

“Le dejé, pero sin estar del todo convencida, por raro que pueda parecer.. No logro comprender el mecanismo por el que volví con él después de semejante  brutalidad. Por supuesto, la cosa acabó en desastre otra vez. Se estaba acostando con mi mejor amiga”.

Luis Depestre, el novio con el que entró en OT

Chenoa entró en Operación Triunfo con pareja. Su relación sentimental venía de muy atrás ya que llevaban casi una década. Él era saxofonista, se llamaba Luis Depestre y vivían juntos. Según su versión, el cubano era un hombre que intentaba frenar sus éxitos además de controlar su vida. No fue lo único a lo que tuvo que enfrentarse, pues tuvo que superar tres escollos cuando decidió emprender esta relación. Era 15 años mayor que Laura, estaba casado y su carácter era posesivo, hasta tal punto que cuando comenzó su participación en ‘Operación Triunfo’ experimentó lo que verdaderamente era la libertad. Así lo revela ella misma:

“Cuando algún tiempo más tarde él fue a un programa de televisión a hablar de nosotros, a hacerse la víctima, ya no me importaba. Solo pensaba cómo podía haber sido tan idiota y recordé cuando años atrás me descubrieron el papiloma y me comí yo solita las innumerables biopsias”.

Además, Chenoa recuerda en su libro cómo rompieron. Inevitablemente entre ella y Bisbal nació un sentimiento que fue imposible de aplacar durante su estancia en la academia, por eso, cuando les dieron permiso para salir en Navidad a ver a sus familias, ella decidió romper con Luis. “Y llegó Navidad. Qué bien, iba a visitar a mi familia y, ya de paso, a romper con lo poco que quedaba entre él y yo. (…) ‘Estás enamorada del de rizos. Le caminas a él como me caminabas a mí’ , me dijo. ‘No’, respondí. Me fui de allí y no volví a verle nunca más. Bueno sí, en la tele, hablando de mí y, obviamente, sin contar nada de todas las infidelidades de las que me enteré años más tarde”.

Luis Depestre falleció en 2015.

David Bisbal: un antes y un después

Los once amores de Chenoa: cuatro de ellos, hasta ahora desconocidos
Chenoa y David Bisbal durante unas vacaciones en las Maldivas en el año 2004 / Gtres

Más de doce años han pasado de aquella ruptura que conmocionó a España. Sin embargo, no había versión oficial, pues ninguno de los interesados había abierto su corazón para revelar los motivos reales. Después de años de rumores e intrigas, la cantante ha desvelado la historia desgarradora que se esconde tras el fin de su noviazgo y que tanto ha sorprendido a Bisbal. Su relación comenzó en el año 2001 y terminó en el año 2004:

“Empezaron a aparecer rumores de infidelidad, que David siempre negó; los primeros reencuentros no tan apasionados; las discusiones por tonterías. Pero ahí seguíamos y yo tan enamorada como siempre”.

Alex González, el famoso

Los once amores de Chenoa: cuatro de ellos, hasta ahora desconocidos

Tras un intenso año de duelo, Chenoa recuperó su ilusión con Álex González en septiembre del 2005, aunque un año después acabó. Ambos mantienen muy buena relación y hasta hace tan solo unos meses el propio actor dedicaba elogios a la cantante. “Es increíble, la adoro”, decía Alex.

Sin embargo, Chenoa, desvela, con sinceridad, los motivos de su ruptura: “El día de los Goya supe que era el principio del fin. Aquello puso de manifiesto la incapacidad de Álex para aceptar que era el novio de alguien famoso. La relación se convirtió en un reproche continuo, en un no querer salir por si nos veían juntos. Me sentí muy manipulada en aquellas semanas”.

Luis, el novio hippie que le hizo feliz

En el 2006 se fijó en un chico de pelo largo que resultó ser el realizador de su gira. “Después de David y Álex, por fin alguien vivía en el planeta Tierra y que no se iba a mover de allí”. Aunque ella prefiere llamarle Luis en el libro, se trata de David Escudero.

“Él era una persona fácil. Sigue siéndolo. Somos grandes amigos hoy en día. Con Luis decido que se puede ser feliz. Me ayudó muchísimo a conocerme a mí misma porque lo de las apariencias no iba con él. Me enseñó a tener una vida normal”.

El piloto infiel

Un novio desconocido para la prensa y del que se conocen únicamente algunas anécdotas. Tras numerosos viajes y vuelos, una de las azafatas le presentó a un piloto que era un admirador suyo y sin darse cuenta, se vio inmersa en una nueva relación. Comenzaron en el año 2009 y pese a tener idas y venidas, el anónimo piloto le acabó pidiendo matrimonio en el año 2013.

Chenoa presenta a su nuevo amor así: “El piloto respondía a todos los tópicos aeronáuticos: se había acostado con toda la flota de azafatas de su compañía”.

Respecto a la pedida de matrimonio dice: “Y en esas estaba cuando mi querido piloto reaparece, pedrusco de Cartier en mano, pidiéndome, o mejor suplicándome matrimonio, porque todo lo anterior era un error y yo era el amor de su vida. Y yo que siempre fui muy romántica, muy de pedidas, dije que sí porque así son los cuentos de hadas. Bueno así, pero sin hijos ajenos de por medio. Yo empecé a darme cuenta de que quizá mi respuesta no era adecuada cuando mis amigos no saltaron de emoción al conocer la noticia. (…) Al final, lo dejé. El piloto fue la última pareja con la que me mimeticé”.

David de María

Chenoa

La relación de David de María y Chenoa se hizo pública sobre un escenario. A principios del 2010 culminaron la canción ‘Que yo no quiero problemas’ con un beso que servía como pista a los medios. Poco tiempo después, fue el gaditano el que confirmó que habían roto y que seguían siendo muy amigos: “Laura y yo seguimos queriéndonos muchísimo. He hablado con ella. Somos muy amigos y nos queremos mucho”.

A él, apenas lo nombra en el libro.

Alian Cornejo

Unos meses después, también en 2010, inició una historia sentimental junto a Alian Cornejo, hijo del empresario teatral Enrique Cornejo. Un chico tímido y tremendamente romántico conquistó a Chenoa y así lo aseguraba ella misma: “Estoy muy feliz. Nos veréis muchas otras veces juntos”. Sin embargo, un año después de hacer oficial su relación pusieron punto y final a su noviazgo.

Su nombre tampoco aparece en el libro.

Curi Gallardo

Chenoa
Curi Gallardo y la intérprete de ‘Soy Humana’ /Gtres

En diciembre del 2011 comenzó la que parecía ser su relación definitiva. Había quien aseguraba que Chenoa había encontrado su amor definitivo con Curi, pero varias idas y venidas terminaron en ruptura. Casi dos años más tarde llegaba la separación definitiva.

Ni rastro de Curi en ‘Defectos perfectos’.

Javier Arpa

Este es el último fracaso que se suma a su currículum sentimental. Javier Arpa es un músico de 40 años que le devolvió la ilusión en el verano de 2014. Se conocían desde hacía años y su química era innegable sobre los escenarios hasta tal punto que los flashes lograron captar repetidos momentos de complicidad.

La chispa terminó y tan solo un año después de que su relación saltara a la palestra, la pareja dio por finalizado su noviazgo. En marzo de este año Chenoa dejó de contar con él en sus giras.

Con él mantenía un idilio cuando estaba escribiendo su biografía, sin embargo, no lo nombra.

Temas

Comentar

Últimas noticias